Diez artefactos chinos inspirados en el “hazlo tú mismo”

No en vano, muchos de estos inventos y réplicas llegan de manos de personas de bajo estatus social y cultural, entre los que no faltan campesinos sin apenas formación técnica, lo cual demuestra la vigencia del dicho chino que rezaba: “el maestro se encuentra entre el populacho”.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- La sociedad china es una auténtica caja de sorpresas, y continuamente nos deleita con divertidas e inspiradoras historias de ciudadanos que, motivados por la curiosidad, la afición o la simple necesidad, construyen artefactos dignos de un genio de la ingeniería, reseña una nota de Historias de China.

PLATILLO VOLANTE

Crédito: Historias de China

En el año 2011, Shu Mansheng, un joven campesino de Wuhan, sorprendió a sus paisanos al construir, en poco más de un mes, este curioso “UFO” que era capaz de flotar a una altura de dos metros durante alrededor de medio minuto.

MOTO-AVIÓN

Crédito: Historias de China

El granjero Zhang Xuelin, de Jinan, dejó la escuela cuando apenas tenía 12 años, pero siempre le fascinaron los aviones, y en cuanto se enteró de que otros ya estaban volando con aparatos caseros, se puso a trabajar en el híbrido de avioneta y moto que se ve en la foto. Construir esta máquina de 3,5 metros de alas y 230 kilos le llevó casi un año, y aunque no está claro si logró alzar vuelo, no cabe duda de que todo el pueblo salió a apoyarle el día en que lo sacó a probar.

HELICÓPTERO

Crédito: Historias de China

En el año 2005 se supo la hazaña de Zhao Zengguang, célebre habitante de un pequeño pueblo de Shandong que utilizó un viejo motor de camión y otros materiales de desecho para construir esta pequeña maravilla voladora, última de nuestro apartado aéreo.

SUBMARINO

Crédito: Historias de China

El también campesino Tao Xiangli, originario de la provincia de Anhui, invirtió dos años y menos de 4.000 euros para construir este submarino casero que, según su creador, podía sumergirse a unos 10 metros de profundidad. Tao no es el único chino que se ha atrevido con los submarinos por su cuenta y riesgo, pero el icónico diseño de su pequeño sumergible le ha valido una gran popularidad en Internet.

TANQUE

Crédito: Historias de China

A finales del verano pasado, los medios chinos volvieron a informar sobre un nuevo prototipo de tanque casero, modalidad muy practicada por campesinos “manitas” como los de esta historia que llegó desde Shenyang. El cacharro pesa 2,5 toneladas, circula a 20 km/h y no se sabe si es capaz de disparar o no, aunque sus creadores solo tardaron seis meses en construirlo.

TREN

Crédito: Historias de China

Puede parecer una broma, pero para Wang Zhaiping, un agricultor de Jiangsu que saltó al negocio de la construcción, su proyecto ferroviario es un asunto bien serio. Después de dos años de trabajo y más de 25.000 euros de inversión, en el año 2012 consiguió poner en marcha un pequeño tren de vapor alimentado por carbón y capaz de llevar a más de 30 pasajeros en el pequeño trayecto que se extiende por su barrio.

MONOPLAZA ELÉCTRICO

Crédito: Historias de China

Tang Zhenping es otro campesino de las afueras de Pekín al que le bastaron tres meses de trabajo y 1.300 euros para hacer realidad su capricho automovilístico. Su llamativo monoplaza eléctrico mide tres metros de largo, funciona con baterías, y según su creador, puede alcanzar la friolera de 140 km/h. Por si fuera poco, el coche es capaz de aprovechar la resistencia del viento para generar energía.

DEPORTIVO DE MADERA

Crédito: Historias de China

Dentro de la modalidad de semi-lujo, encontramos el curioso deportivo de Yu Jietao, otro agricultor venido a nuevo rico que decidió poner sus dotes artesanales a prueba y construir un deportivo de madera. El coche apenas puede circular a más de 30 km/h, pero causa sensación cada vez que lo saca a circular en su pueblo de Guangfeng, en la provincia de Jiangxi.

CONCEPT CAR

Crédito: Historias de China

Chen Yinxi, de Hainan, a sus 27 años fue capaz de diseñar y materializar este deportivo que presentó en la última exhibición automovilística de su provincia (2015). Desgraciadamente, a pesar de su impresionante aspecto y acabado, el coche apenas llega a los 50 km/h, aunque no está nada mal si tenemos en cuenta que se trata de un prototipo. Al contrario que sus predecesores en esta lista, Chen sí cuenta con estudios de ingeniería, y completó su proyecto haciendo uso de productos y tecnologías más avanzadas.

CABALLO MECÁNICO

Crédito: Historias de China

El señor Su Daocheng, natural de Shiyan (Hubei), llevaba tiempo pensando sobre una vieja historia de hace 1800 años en la que aparecía un caballo mecánico, hasta que se puso manos a la obra para crear el curioso artilugio que vemos en la foto. Según Su, su invento rinde en el campo mejor que los animales de tiro, aunque en los vídeos disponibles no parece que se mueva de forma tan grácil como los bueyes o los caballos.

Categoría: Sociedad | Claves: China Ciencia y Tecnología