bbc-bar

10 frases que los mexicanos usan todos los días… y no saben que son racistas

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

bbc-footer

Los pueblos indígenas son quienes sufren mayor racismo en México.

Es un tema que a muchos mexicanos les cuesta reconocer: el país tiene un añejo problema de racismo y discriminación que no ha logrado erradicarse.

Según el gubernamental Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), seis de cada diez personas reconocen que se les insulta por el color de su piel.

Además, un 40% cree que es excluido de empleos o al solicitar un servicio por el hecho de ser morenos.

Los más afectados son los pueblos indígenas, que se encuentran también en las franjas de mayor pobreza en el país.

Pero, recientemente, el gobierno de Ciudad de México emprendió la campaña “Encara al Racismo”.

Los negros de México que han sido borrados de la historia

El objetivo es fomentar la conciencia sobre “los prejuicios, estigmas y estereotipos que impiden ver el valor real de cada persona”, señala el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la capital mexicana.

En Ciudad de México hay una muestra para prevenir el racismo. La imagen muestra a una indígena del siglo XIX a quien le miden el cráneo.

Sin embargo, el problema no se queda sólo en las actitudes. En su lenguaje cotidiano los mexicanos utilizan frases que en sentido estricto son discriminatorias.

Y muchos, coinciden especialistas, no están conscientes de ello pues forman parte de sus conversaciones de todos los días.

BBC Mundo le presenta 10 frases de uso común en México, y que contienen algunos elementos de racismo:

Cásate con un güero para mejorar la raza

En México un güero es una persona rubia o de tez blanca. Y la frase revela la creencia de que quienes son morenos pertenecen a un estrato social más bajo.

Algunos historiadores ubican su origen en los tiempos de la Colonia, cuando la sociedad se dividía en castas.

Los españoles peninsulares y criollos nacidos en la Nueva España se ubicaban en la escala social y económica más alta.

En los museos y archivos históricos existen documentos que muestran la división de castas que existía en esa época.

Trabajo como negro para vivir como blanco

Quien menciona esta frase pretende mostrar que su jornada laboral es excesiva y que el salario obtenido es apenas suficiente para una vida modesta.

En México existen comunidades de afrodescendientes de las que poco se conoce.

Sin embargo el origen del comentario se remite a la época de la esclavitud, no sólo en México sino en el resto de América, cuando el trabajo de las personas de piel negra sostenía la economía de muchas regiones.

Hace tres años, por cierto, en Uruguay surgió una campaña por internet para solicitar a la Real Academia de la Lengua Española elimine la expresión “trabajar como negro”.

Nunca falta un prietito en el arroz

La idea es evidenciar que aún en las mejores circunstancias es frecuente que algo sale mal.

Pero en el origen la frase también señala que en un entorno de personas blancas desentona la presencia de un “prieto”, es decir, alguien de piel morena.

No tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre

Es una expresión cotidiana para subrayar que la culpa por un error no es sólo de quien lo comete, sino también de quien le asignó esa responsabilidad.

La frase, sin embargo, parte de la idea de que los indígenas son personas incapaces o con escasas habilidades para alguna tarea complicada.

Ser llamado “indio” es un insulto para muchos en México.

Como otras expresiones el origen se remonta a la época del dominio de los españoles en lo que hoy es México, cuando se consideraba que los pueblos originarios no formaban parte de la sociedad.

De hecho durante siglos fueron asignados a la protección de “encomenderos”, personas responsables de su cuidado y seguridad pero que sólo se aprovecharon de los recursos y de su trabajo.

¡Ah, como eres indio!

Quien dice estas palabras pretende advertir a otra persona que no sea tonta, o subrayar que ha cometido un error.

Pero la frase implica que los indígenas son ignorantes.
Así, comparar a alguien con ellos se considera un insulto.

En México la homofobia se paga con multa

El comentario es más frecuente en estados del norte y el occidente de México, aunque también se escucha entre personas de clase media alta o adineradas.

Se fue como las chachas

En México “chacha” es una forma despectiva de llamar a las empleadas domésticas, a quienes en muchos grupos sociales que las contratan les dicen “muchachas”.

La frase se utiliza cuando alguien abandona un empleo sin avisar, o se va sin despedirse de alguna relación o encuentro.

Las empleadas domésticas también sufren discriminación.

Algunos también la usan para señalar que una persona se va por la puerta trasera de un lugar, o es despedido con deshonra.

En todo caso la expresión alude a una supuesta condición inferior de las trabajadoras de los hogares, quienes por lo general pertenecen a grupos con un mayor porcentaje de sangre indígena que sus patrones.

Se viste como las gatas

La expresión pretende señalar que una mujer viste ropa barata o la usa de forma que no le favorece.

Pero también contiene un sentido de desprecio: en México la palabra gata es sinónimo de servidumbre, y muchos llaman así a las empleadas domésticas.

La frase entonces significa que la ropa de estas personas es ridícula o de mal gusto.

Me engañaron como a un chino

Muchos la utilizan para decir que fue ingenuo o que cayó fácilmente en una trampa.

En el fondo la frase infiere que los chinos son personas a quienes fácilmente se les puede engañar.

La expresión viene de los tiempos en que llegaron los primeros emigrantes de China sin hablar español, y que sufrieron abusos o engaños por parte de empleadores mexicanos.

El niño es morenito, pero está bonito

Muchos usan la frase como una broma, pero no por eso pierde su sentido original:

Quien la dice lamenta que un recién nacido no tenga la piel blanca, y surge del prejuicio de que las personas morenas son feas.

Más de la mitad de los mexicanos cree que son discriminados por su color de piel.

Una creencia que además se promueve desde los medios de comunicación, donde la mayoría de los protagonistas en publicidad, telenovelas, películas o programas de comedia son blancos.

Traes el nopal en la cara

Es una forma de exhibir a alguien pretencioso o que quiere mostrarse distinto a quien en realidad es.

En la frontera norte del país algunos usan la frase para expresar molestia cuando una persona no quiere comunicarse en español.

“No presumas de gringo (estadounidense), si traes el nopal en la cara”, señalan.

Pero la frase tiene un sentido de desprecio, pues se refiere a las personas que viven entre cultivos de nopales, generalmente comunidades indígenas.




bbc-footer
Categoría: América Latina | Claves: BBC Mundo México