130% ha aumentado el cartón de huevo en lo que va de año

Los vendedores señalan que la justificación que les dan cuando despachan es que los alimentos para gallinas han aumentado de precio, "porque eso se hace con productos exportados".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– Constantemente el bolsillo de los venezolanos debe ajustarse a los cambios de precio. Osman Méndez, vendedor del mercado de Quinta Crespo, aseguró que cada vez que recibe un pedido la mercancía llega entre 30 y 50 bolívares más cara.

“En cada despacho el precio sube. La última vez que me trajeron huevos, el jueves, me los dejaron para venderlos en 700 bolívares, antes los estaba vendiendo en 650 y ya sé que el sábado cuando vuelvan el precio será mayor”, expuso.

Méndez coincide con propietarios y encargados de puestos de huevos en el Mercado Municipal de Chacao y de supermercados en Caracas consultados por El Nacional. Los comerciantes afirmaron que a comienzos de año el cartón de huevos (de 30 unidades) se vendía en menos de 300 bolívares, pero el precio ha subido en más de 130%. La docena oscila entre 289 y 310 bolívares y el medio cartón (15 unidades) entre 300 y 350 bolívares.

Uno no está robando a nadie, al que lo pide le mostramos las facturas

Los vendedores señalan que la justificación que les dan cuando despachan es que los alimentos para gallinas han aumentado de precio, “porque eso se hace con productos exportados”.

Méndez agregó que al incremento del precio de los alimentos para las gallinas se suma el de los cartones separadores, el del pabilo, y el de las bolsas plásticas en las que entregan el producto. “Hay clientes que se molestan, pero uno no está robando a nadie, al que lo pide le mostramos las facturas. Ni siquiera obtenemos 30% de ganancia, si lo hacemos el precio subiría mucho más”, sostuvo.

Adicionalmente, esta semana dirigentes del sector avícola de Táchira denunciaron que más de 30% de las granjas de la entidad han tenido que cerrar, no solo por la dificultad para conseguir el alimento, sino también por la escasez de medicinas para los animales y de pollitos bebés que resguarden la producción futura. Indicaron que los cierres continuarán.

De acuerdo con el diario de circulación nacional en su versión web, la situación con el pollo también representa un dolor de cabeza. Ayer, cerca del mercado de Quinta Crespo, consumidores que estaban en fila para comprar la proteína, afirmaron que esperaban porque allí venden más barato. “Aunque no es el regulado, el kilo de pollo lo compras en 350 bolívares”, dijo Luisa Paredes.

María Rodríguez, vendedora del mercado municipal, señaló que no han dejado de recibir el producto, pero que los pollos que les mandan pesan menos de un kilo y deben venderlo en partes para no perder.