18 jóvenes siguen hospitalizados tras accidente de un autobús en Francia

17 de los heridos ya han sido dados de alta, mientras que 18 dieciocho permanecen hospitalizados, de los que seis se encontraban en estado grave. Sin embargo, el último parte médico refiere que ya no hay ninguna persona en estado crítico.

18 jóvenes siguen hospitalizados tras accidente de un autobús en FranciaEl accidente tuvo lugar en La Madeleine, cerca de la ciudad de Lille. Crédito: Bazis Chibane/ EFE
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Lille, Francia. EFE).- Hasta dieciocho jóvenes españoles que viajaban en el autobús siniestrado hoy en Lille (norte de Francia) y que se dirigía a Amsterdam desde Bilbao permanecen hospitalizados, seis de ellos en estado grave, mientras los que han resultado ilesos o han recibido ya el alta se preparan para volver mañana a sus casas.

El accidente del autocar, operado por la agencia bilbaína Viajes Livingston, se produjo a las 05.29 hora local (03.29 GMT), cuando el vehículo quedó “decapitado” e incrustado en mitad un túnel de techo demasiado bajo (de 2,60 metros) del Grand Boulevard de la periferia de Lille, a la altura del municipio de La Madeleine.

En el autobús viajaban 59 personas (53 estudiantes vascos, dos conductores y cuatro acompañantes), de las cuales 34 fueron atendidas en el hospital universitario de Lille, la mayoría con heridas leves.

17 de los heridos ya han sido dados de alta, mientras que otros 18 permanecen hospitalizados, de los que seis se encuentran en estado grave.

El último parte médico del centro donde están ingresados los heridos señala que su situación se ha estabilizado y que ya no hay ninguna persona en estado crítico.

“Mucho miedo, al final ha sido un susto muy gordo, hemos pasado muchísimo miedo, la verdad”, dijo a Efe el bilbaíno Beñat Chomón, de 19 años, uno de los viajeros del autobús siniestrado, que ha resultado prácticamente ileso.

“Yo estaba dormido como mucha gente en el autobús, estábamos en las últimas filas. De pronto nos hemos despertado; yo estaba tumbado en la fila de atrás y no me ha pasado nada, pero compañeros que estaban delante y al lado, (han resultado) con la cara rajada, la barbilla rajada”, describió.

Crédito: Bazis Chibane/ EFE

El resultado, en su opinión, “podría haber sido mucho peor”.

“De hecho yo estaba tumbado atrás, si me hubiera sentado bien… (Al incorporarse) tenía una barra de metal a diez o veinte centímetros de mi cara”, relató.

“He tenido suerte, ya me ha dicho mi abuela que me ha puesto unas velas”, dijo el joven que confió en poder visitar a sus compañeros que siguen hospitalizados.

El psiquiatra que dirige la célula de atención médico-psicológica para los viajeros, François Ducrocq, indicó a Efe que el golpe “extremadamente violento” que recibió el autobús provocó una escena de “caos apocalíptica”.

Chomón confirmó que de sus ocho amigos accidentados cuatro de ellos aún están en el hospital, aunque “están mejor” después de “haberles operado”.

El joven dijo desconocer qué pudo motivar el siniestro pero señaló que “supuestamente los buses que van a Amsterdam nunca pasan por este sitio. Suelen pasar por fuera de la ciudad que son tres kilómetros más. No sé si el GPS le marcaba el camino más corto”.

El conductor, que dio negativo en los test de alcoholemia y estupefacientes que se le practicaron, admitió durante su interrogatorio ante la Fiscalía que se fió del GPS sin prestar suficiente atención a la ruta.

El presidente del consejo departamental de Lille, Jean-René Lecerf, indicó a Efe que la zona donde se produjo el siniestro cumplía con la normativa, aunque apuntó que faltaba un dispositivo adicional y no obligatorio que impacta a 150 metros antes del túnel contra el vehículo si supera la altura máxima y le alerta.

Está previsto que la mayor parte de los pasajeros -los ilesos y los heridos leves- regrese en la mañana del lunes a España, según informaron a Efe fuentes diplomáticas españolas.

Los viajeros, todos ellos de entre 18 y 29 años, esperaban para regresar a España. Crédito: Bazis Chibane/ EFE

El transporte ha sido organizado por la embajada de España en Francia en coordinación con el Gobierno vasco, añadieron.

Los jóvenes no hospitalizados pasarán la noche en un polideportivo habilitado en el municipio de La Madeleine, cercano al lugar de los hechos.

“Hay duchas y calefacción. El organizador del viaje había propuesto un hotel pero los médicos han considerado preferible mantener juntos a los jóvenes y que sean atendidos por voluntarios de protección civil”, indicó a Efe la portavoz de la delegación del Gobierno francés en el Departamento Norte, Astrid Tombeux, quien confirmó que volverán a España en tren.

Hasta ese centro deportivo se desplazaron hoy el cónsul de España en París y otra persona encargada de la emergencia consular, y está previsto que en las próximas horas se sume el embajador español en Francia, Ramón de Miguel.

El joven relató que todos los pasajeros se dirigían al mismo destino: un campamento próximo a Amsterdam para “ver Holanda”.

“Habíamos estado en París con la clase pero nunca más habíamos salido de la península. Es la tercera vez encima que intentamos venir a Amsterdam”, indicó, a la vez que señaló que esta experiencia no disuadirá a su grupo de amigos de su empeño por visitar la capital holandesa.

“Seguro, a Amsterdam vamos a venir sí o sí. Como si tenemos que venir andando, pero lo vamos a hacer”, enfatizó.

Crédito: Bazis Chibane/ EFE

Categoría: Mundo | Claves: España Francia