180 segundos de pánico y horror dentro de la sala Bataclan

Los supervivientes narraron que los terroristas gritaban el nombre de "Alá" y les pedían que afirmaran que estaban a favor del Estado Islámico.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Lupang Hinirang / Youtube

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – 180 segundos de pánico y horror fue lo que se vivió dentro de la sala Bataclan el pasado viernes durante los ataques terroristas en París, Francia.

El público disfrutaba de una noche de rock con la banda californiana Eagles of Death Metal que tocaba su canción “Kiss The Devil”, cuando los disparos hicieron que la música parara y diera paso al miedo y la desesperación.

De acuerdo a lo reseñado en lainformacion.com, aproximadamente a las 09:40 de la noche tres terroristas entraron a la sala Bataclan con rifles y chalecos con explosivos, tras haber matado al personal de seguridad.

Acto seguido los sujetos se colocaron en el entresuelo de la planta y empiezan a disparar delante de la barra del local.

La banda de rock pudo salir del lugar por detrás del escenario, mientras algunos de los espectadores lo hicieron por las puertas laterales. Aunque no todos corrieron con la misma suerte, no pudieron salir y optaron por esconderse en las salas anexas, en techos falsos, detrás de las puertas, correr hacia las ventanas, y otros decidieron tirarse al suelo y hacerse los muertos.

Crédito: Pierre Yihii / Youtube

Sin embargo, los terroristas no se detuvieron allí y dos de ellos subieron al otro piso de la sala y desde ahí siguieron disparando a los rehenes.

Tras estos hechos, las fuerzas de seguridad comenzaron a llegar a la sala de conciertos cargados de rifles y chalecos especiales y se produjo el enfrentamiento.

Uno de los funcionarios se encontró con uno de los autores de la masacre y le disparó, siendo ese el momento en el que el cinturón de explosivos se activa, aunque todavía se desconoce si lo hace activar el disparo o el propio terroristas.

Tras lo ocurrido la policía desconocía si los terroristas habían sido abatidos o todavía continúan entre la multitud, por lo que el pánico seguía presente en la huida de los rehenes, mientras decenas de cuerpos se amontonaban en el suelo de la sala.

Los agentes decidieron subir a la sala desde donde disparaban los sujetos y otra masacre ocurrió. A los terroristas no les tembló el pulso a la hora de abrir fuego contra la policía a pesar que tenían rehenes.

“NUNCA SE PLANTEARON LA OPCIÓN DE NEGOCIAR”

La policía francesa informó que recibieron varias llamadas de los terroristas que estaban en el interior de la sala Bataclan.

En las llamadas únicamente se obligaba a los agentes a se fueran de la sala si no querían que la matanza continuara, incluso amenazaron con realizar decapitaciones a varios rehenes.

“Nunca se plantearon la opción de negociar”, afirmó un agente al diario Le Monde.

TERRORISTAS GRITABAN EL NOMBRE DE “ALÁ”

Por su parte, los supervivientes del ataque narraron los hechos ocurridos en esa trágica noche del viernes.

En ese sentido, indicaron que los terroristas gritaban el nombre de “Alá” y les pedían a los rehenes que afirmaran que estaban a favor del Estado Islámico.

Según uno de los asistentes al concierto, uno de los terroristas le habría pedido dinero y al dárselo éste le prendió fuego.

Recuerda que puedes recibir las noticias más importantes al momento en tu teléfono, solo sigue estas instrucciones.
Categoría: Mundo | Claves: Atentados en París