Venezolanos prefieren ser atendidos en hospitales colombianos

Venezuela dispone del 20% de las medicinas que necesita, de acuerdo con la asociación farmacéutica.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Cientos de ciudadanos venezolanos enfermos esperan a diario en el puente internacional Simón Bolívar para que les den un permiso y lograr entrar a Colombia para realizar sus tratamientos de salud, reseña La Opinión.

El diario colombiano informa que los venezolanos en su mayoría del estado Táchira y áreas andinas de Venezuela que tienen problemas de salud buscan pasar a diario para el territorio colombiano para atender sus necesidades en ese país debido a la actual crisis y la escasez de medicinas.

Según la publicación del diario neogranadino, en el área fronteriza cercana a Cúcuta, se observan personas en sillas de rueda, muletas, oxígenos artificiales y copias de rayos X para poder ser tratados en centros de salud del Norte de Santander.

El cierre de la frontera exigido por el presidente Nicolás Maduro, hace al menos 7 meses ha perturbado el movimiento y el traslado de ciudadanos por el puente algo que puede ser mortal para los pacientes en muchas ocasiones.

Venezuela dispone del 20% de las medicinas que necesita, de acuerdo con la asociación farmacéutica, una organización alineada con la oposición.
El diario publicó en su nota que al menos seis menores fallecieron en la localidad de Ureña en febrero tras no encontrar equipos de respiración artificial.

Noel Leal, un chofer de taxis de 66 años de Ureña con fallas renales, no va a los “caóticos hospitales de San Cristóbal” y prefiere lidiar con los problemas de la frontera tres veces por semana para recibir tratamiento en Cúcuta.

“Sientes que estás lleno de líquido y tus piernas no se quieren mover. Pero tienes que caminar porque de lo contrario no recibirás tratamiento”, dijo.

La enfermedad de Leal es terminal, por lo que se le dio permiso indefinido para hacer el cruce. La mayoría de los venezolanos tienen que conseguir pases diarios en la mañana para poder ser tratados en Cúcuta.

Las autoridades venezolanas cerca del puente fronterizo solo entregan 200 pases al día, cuando en la ciudad de Ureña viven 40.000 personas.

Antes del bloqueo en la frontera, más de 100.000 personas la cruzaban diariamente, según el gobierno venezolano. Ahora lo pueden hacer solo 3.000, de acuerdo con organizaciones sin fines de lucro que trabajan en la región.

Además de los enfermos, Venezuela permite también el cruce de estudiantes, de algunos trabajadores y de los colombianos que viven en Venezuela y regresan a su país por su propia cuenta.