30 de países piden a la ONU que colabore con Venezuela ante crisis

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Ginebra, EFE) – Paraguay, en nombre de una treintena de países entre los que se encuentra España, solicitó hoy a la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU que propicie programas de protección de seguridad alimentaria en Venezuela, algo que fue rechazado por Caracas como un intento de intervencionismo.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Oscar Cabello Sarubbi, pidió en su discurso que la Oficina del Alto Comisionado propicie un programa de protección de la seguridad alimentaria y de salud de los sectores más vulnerables de la población venezolana.

“Compartimos las preocupaciones del Alto Comisionado (de la ONU) sobre las graves y repetidas denuncias de represión de las voces de la oposición y de grupos de la sociedad civil venezolana, de arrestos arbitrarios, del uso excesivo de la fuerza contra manifestantes pacíficos y periodistas, así como la pronta liberación de los presos por razones políticas”, puntualizó.

Cabello, que se trasladó expresamente a Ginebra para esta alocución ante el Consejo de Derechos Humanos, solicitó también a la Oficina que lleve a cabo “un análisis de una propuesta de cooperación” de la Santa Sede, que recientemente se ha propuesto para mediar entre el Gobierno y la oposición.

“Instamos al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela a aceptar la disposición expresada por la Santa Sede. Estamos convencidos de que el diálogo político oportuno y de buena fe será el instrumento más eficaz para hacer frente a las necesidades urgentes del pueblo venezolano, preservar la paz y la seguridad”, agregó.

El político paraguayo, asimismo, mostró su “adhesión a la preocupación expuesta por el Alto Comisionado respecto a la gravedad de las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos en Venezuela”, e instó al presidente venezolano, Nicolás Maduro, a “considerar estas observaciones”.

LO QUE CRITICÓ EL ALTO COMISIONADO DE LA ONU

El alto comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU), Zeid Ra’ad Al Hussein, dijo hoy en Bogotá que le preocupa “mucho” la situación de derechos humanos en Venezuela.

“No tenemos presencia como oficina de Derechos Humanos en Caracas o en Venezuela pero Naciones Unidas está presente en el país,(…) nos preocupa mucho la situación”, aseguró Al Hussein en una rueda de prensa.

Asimismo, el Alto comisionado afirmó que ha hablado “muchas veces de los temores de lo que ocurre allá, y el grupo de trabajo sobre detención arbitraria ha expresado eso en cómo las funciones judiciales están dadas, y hemos hablado de la instrumentalización del sistema judiciario y nos preocupa”.

Por otro lado, manifestó que la única forma de que Venezuela supere sus dificultades se debe dar “con una perspectiva de derechos humanos, económicos y sociales”, con lo que el país podrá “salir de esa situación en la cual se encuentra”.

VENEZUELA RECHAZÓ INTERVENCIÓN DE PARAGUAY

Venezuela rechazó hoy la intervención paraguaya, la tachó de “intervencionista” y de servir exclusivamente a los intereses “imperialistas” de Estados Unidos.

“La declaración que el Departamento de Estado de Estados Unidos redactó y que la misión de Paraguay ha distribuido es una clara manifestación de intervencionismo contra un Estado soberano“, dijo el embajador venezolano, Jorge Valero.

“Este suceso tan poco amistoso, que va más allá de los principios que deben guiar el comportamiento de todos los países de este Consejo, es parte de un arranque imperialista que quiere destruir la democracia en Venezuela”, agregó el diplomático.

La posición de Venezuela fue apoyada por dos intervenciones, una por parte de Nicaragua, en nombre de los países miembros del ALBA (Alianza Bolivariana), y una segunda hecha por Cuba que contó con el apoyo de 88 países.

Cuba pidió en su alocución “respeto” por el derecho de cualquier país de elegir su sistema político y por la soberanía de Venezuela, y rechazó cualquier tipo de intervención en el país sudamericano.

Una línea muy similar a la expresada por Nicaragua, que repitió lo dicho por el embajador Valero, de que “en Venezuela se disfrutan los derechos humanos como nunca antes en la historia”.