300 bolívares costará ahora un pastelito

El nuevo aumento se queda corto con la realidad.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumaium) – Ante la situación económica que vive el país, a la mayoría de los venezolanos no les parece que con el 30% del aumento del salario mínimo pueda ser un alivio para sus bolsillos.

Según la publicación del Diario La Verdad, Henry Núñez, empleado en un quiosco de pastelitos ubicado en la Terminal de Pasajeros de Maracaibo, estado Zulia, aseguró que con el aumento del salario mínimo a 15.051 bolívares, si un pastelito vale 160 ahorita, después va a estar en 300 bolívares, eso lo sabe todo el mundo”. Y es que si bien, en lo que va de año se aumentaron 50 por ciento los salarios, el Fondo Monetario Internacional pronostica que la inflación cierre este año en 720 por ciento.

La familia de cuatro personas de Jorge Salazar, vendedor informal come en una semana con 30 mil bolívares. Aunque compra en mercados populares, afirma: “Las cosas te cuestan un ojo de la cara”. Un kilo de tomate en Las Pulgas tiene un precio de 800 bolívares, el de carne puede ubicarse entre 2.000 y 2.300 bolívares y el pollo lo consigue en 1.400 bolívares.

Mientras el nuevo bono de alimentación se ubica en 18.585 Bs. el precio de la canasta alimentaria se mantiene en 142.853,20 Bs y 203.943,95 Bs. es el precio de la canasta básica familiar, lo que significa que el aumento se queda corto con la realidad.