Huracán Otto deja 3 muertos en Panamá y pone en alerta a Costa Rica y Nicaragua

En Nicaragua las autoridades preparaban planes de evacuación en comunidades costeras y dos islas del Caribe sur, aseguró el director del estatal Sistema Nacional de Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Panamá América / Youtube

(Ciudad de Panamá, Panamá. Agencias).- El huracán Otto que alcanzó tal categoría la tarde de este martes, ha dejado tres muertos en Panamá, mientras los gobiernos de Costa Rica y Nicaragua hacen planes de evacuación en las áreas costeras del Caribe, según informes oficiales.

El Centro Nacional de Huracanes (HNC), de Estados Unidos, anunció en su página web que Otto se transformó en el séptimo huracán de la temporada 2016, con vientos de 120 km/hora.

El fenómeno avanza lentamente con dirección oeste y se prevé que impacte en la zona fronteriza entre Nicaragua y Costa Rica, entre miércoles y jueves, según el Instituto Meteorológico (IMN) de este último país.

Un niño pereció esta mañana dentro de un auto cuando llegaba junto a su madre a su escuela en la capital panameña y le cayó un gigantesco árbol, confirmó el comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Panamá, Jaime Villar.

El administrador del Canal de Panamá, Jorge Quijano, alertó a la población de que se abrieron 13 de las 14 compuertas de la represa de Gatún para disminuir el nivel de las aguas, con el fin de no afectar las operaciones de la vía acuática.

Por su parte, el viceministro panameño de Educación, Carlos Staff, anunció oficialmente la suspensión de clases en todo el país hoy y mañana, porque se pronóstica que las lluvias continuarán 24 horas más.

La tormenta afecta a todo el país, por lo que la alerta amarilla (movilización) se extendió a nivel nacional, explicó el director del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien coordina las operaciones de emergencia.

La Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) rescató ayer el cadáver de una niña de 14 años arrastrada por un río en el interior del país, mientras este martes se suspendió por medidas de seguridad la búsqueda de un joven colombiano de 18 años, no identificado, quien también fue víctima de un repentino aumento del caudal de un afluente.

Además, se extrajo los cadáveres de un joven matrimonio víctima de un deslizamiento que destruyó su casa en una urbanización de la provincia de Panamá Oeste y atrapó a nueve personas, de las que siete heridas ya fueron rescatadas, detalló.

Los habitantes de otras cuatro casas en riesgo fueron evacuados por la FTC.

El Aeropuerto Internacional de Tocumen notificó que funciona con interrupciones por las ráfagas de viento que se dan en el área, mientras el aeropuerto internacional de Albrook fue cerrado a la navegación por falta de visibilidad.

Los daños a las viviendas se reportan a nivel nacional y superan el medio centenar, ya sea por desbordamiento de ríos, deslizamientos de tierra, caída de árboles o desprendimiento de techos.

Donderis instó a la población “a tener mucho cuidado” y no tomar a broma cualquier movimiento de tierra en las laderas de los cerros en donde hay viviendas, “evacúen primero y llamen a la Fuerza de Tarea Conjunta”, exhortó el director.

El Sinaproc ordenó además levantar bandera roja en toda la costa del Caribe, ya que las olas pueden llegar a alcanzar hasta 3 metros de altura y los vientos sostenidos una velocidad de hasta 30 kilómetros por hora.

Las autoridades panameñas también prohibieron salir a navegar a las “embarcaciones menores con motor fuera de borda” en las próximas 48 horas y habilitaron varios albergues en el país.

CENTROAMÉRICA

Por su parte, el gobierno de Costa Rica ordenó la evacuación obligatoria de unas 4.000 personas en el sector norte de la costa del Caribe, donde se espera que ocurra el mayor impacto del huracán.

“Le pido al país mantener la calma y ayudar en el proceso de evacuación que empezará inmediatamente y con mano firme, no vamos a permitir que se nos quede gente en zonas de riesgo y tener que lamentar pérdidas de vidas humanas”, afirmó el presidente Luis Guillermo Solís en rueda de prensa.

Las intensas lluvias que Otto provocó durante el pasado fin de semana, generaron inundaciones en las regiones del Caribe y el Norte, que afectaron a 1.183 viviendas, según cifras de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Las autoridades costarricenses han ordenado el cierre de centros educativos en la zona eventualmente afectada y la movilización total de la Policía y de los cuerpos de socorro.

En Nicaragua las autoridades preparaban planes de evacuación en comunidades costeras y dos islas del Caribe sur, aseguró el director del estatal Sistema Nacional de Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González.

El presidente Daniel Ortega, por su parte, ordenó declarar estado de alerta en el Caribe Sur y en los departamentos de Chontales, Boaco, Rivas, Zelaya Central y Río San Juan, que están situados en el centro y sur de Nicaragua.

Otto había evolucionado de depresión a tormenta tropical el lunes.




Categoría: Mundo | Claves: Panamá