Así es un día de contrabando hacia la frontera

Contó que a medida que se van acercando a la frontera, el precio de gasolina sube por litro.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La periodista Alicia Hernández publicó en el diario El Confidencial un artículo en el que indica que continúa el paso de bienes venezolanos hacia Colombia con el consentimiento de “militares y policías, que hacen la vista gorda por un módico precio que varía según la mercancía y el humor del funcionario”.

Jesús (nombre falso) tiene 28 años y es de Maracaibo. Este joven es su propio jefe desde hace tres años, pues se dedica al contrabando de comsbustible, aunque no lo haya dicho abiertamente. Según precisó, su jornada inicia entre las 5 y 6 de la mañana, de lunes a sábado.

Además, tiene empleados que lo ayudan a llevar gasolina y otras mercancías desde Maracaibo hasta Maicao, localidad ubicada en La Guajira colombiana.

Los carros que usa Jesús para pasar el combustible al otro lado cumplen casi el mismo patrón: son grandes, cuadrados, con motores de alto consumo, el prototippo del Chevrolet Caprice. Igualmente, deben tener unos tanques que permiten cargar hasta 120 litros de gasolina.

Desde temprano, este joven se va a las gasolineras que no trabajan con el chip que permite cargar máximo hasta 40 litros de gasolina. “Si al de la bomba (gasolinera) le das 100 bolívares (13 euros al cambio oficial y sobre 0,12 euros en el mercado negro), ellos te tanquean completo, los 80 litros restantes”, contó.

GANA EN UN DÍA EL SUELDO DE UN MAESTRO

El maracucho reveló que hace esto “porque gano en un día la misma plata que gana un maestro al mes”, ya que en un día al llevar pasajeros y gasolina puede ganar 22.000 bolívares (115.000 euros al cambio oficial, alrededor de 28 euros al cambio en negro). Recordemos que actualmente el salario mínimo en Venezuela es 7.421,67 bolívares (981 euros al cambio oficial, 9,5 euros al cambio en negro).

Jesús reveló que ha tenido que pasarle “algo” a efectivos de seguridad para que le dejen pasar los productos: “Si hubiera llevado cualquier mercancía, arroz, harina, lo que sea, me habría preguntado ‘qué hay para mí’ y le habría dicho que aquí hay 2.000 bolivitas (bolívares). Les das eso y ya. Solo quieren plata. Si no les basta con 2.000, les das 3.000. Y sigues. A no ser que tengan que pasar novedades a sus superiores. Entonces te pueden meter preso por un kilo de leche en polvo”.

Contó que a medida que se van acercando a la frontera, el precio de gasolina sube por litro. “Yo lleno el tanque antes de la mitad de camino para poder llegar bien a Maicao. Allí descargo 3 puntos (3 pimpinas, 3 garrafas que juntas suman aproximadamente 70 litros) y dejo lo justo”.

Categoría: Venezuela | Claves: Bachaqueo Venezuela