A través de una campaña intentan prohibir a robots sexuales

Algunos expertos en el campo de la tecnología se han mostrado abiertamente escépticos con respecto a los robots

A través de una campaña intentan prohibir a robots sexualesMuñeca Robot. Crédito: El periódico Internacional.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)Actualmente se ha iniciado una campaña que prohíbe el desarrollo de los robots que son utilizados con fines sexuales. “Este uso que se le da a la tecnología es innecesario e indeseable”, comentó la Doctora Kathleen Richardson.

Los muñecos sexuales cada vez son más sofisticado y reales, los que trabajan con el desarrollo de estos desean lograr la incorporación de inteligencia artificial, cosa que no ha sido aceptada.

Richardson es especialista en el campo de la ética robótica en la Universidad de Montfort, en Leicester, ella quiere dar a conocer el tema mediante un debate público.”Tenemos que replantearnos cómo y para qué queremos usar la tecnología y persuadir el desarrollo de robots sexuales”.

Los robots sexuales se han convertido en grandes avances en el aspecto sexual, y esto es lo denuncia la doctora, ya que para ella la tecnología debe implementarse de otra forma y no en muñecos sexuales.

“Creemos que la creación de este tipo de robots contribuirá a relaciones perjudiciales entre hombres y mujeres, adultos y niños, mujeres y hombres y mujeres y las mujeres”, expresa Richardson, según el diario El periódico Internacional.

ROXXXY, LA MUÑECA SEXUAL

Mientras que Richardson intenta hacerse eco dentro de la opinión pública, la compañía True Companion ha asegurado que tienen listo su primer prototipo de muñeca sexual, la cual han llamado Roxxxy.

Douglas Hines, presidente ejecutivo, informó que es imposible que estos robots lleguen a suplantar a una mujer de carne y hueso. Añadió que “Serán útiles para personas que tienen complicaciones para encontrar pareja o que, por ejemplo, han perdido a su cónyuge”.

Roxxxy tiene un motor de auto-aprendizaje que tendrá la capacidad de hablar con su dueño y aprender lo que le gusta y lo que no.

Hines comenta que,”Practicar sexo es solo una de las muchas cosas que un robot de este tipo puede ofrecer, por lo que queremos que sean interactivos y que se pueda socializar con ellos”.

David Levy, opina que “No hay que verlo como algo degradante para la mujer; no lo es más que un consolador o un vibrador”.

Categoría: Mundo | Claves: Ciencia y Tecnología