A un año de la detención de Yonny Bolívar, las “irregularidades” continúan

Ni fiscalía, tribunales o abogado defensor conocían la ubicación del acusado.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Fabiola Ferrero / EFE

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Hoy se cumple un año de la detención de Yonny Bolívar, capturado en Colombia por la Interpol a solicitud de la Fiscalía General de la República, tras ser imputado por el asesinato de la intérprete de señas de Venevisión, Adriana Urquiola, quien se encontraba embarazada.

Urquiola recibió un disparo de bala en el sector Los Nuevos Teques, estado Miranda, el 23 de marzo de 2014 luego de bajarse de una unidad de transporte público, cuyo paso fue obstaculizado por una guarimba.

En aquel momento, las investigaciones arrojaron un nombre: Yonny Bolívar, pero el sospechoso no aparecía. Se había fugado del país y a través de una entrevista admitió haber disparado para disolver la manifestación, alegando que fue en defensa propia y que evadió la justicia porque no quería que politizaran su caso.

Manuela Pérez, madre de Adriana Urquiola, denunció que Bolívar se sacó un pasaporte el 19 de junio de 2013, justo cuando pagaba una condena por secuestro. “¿Para qué un preso necesita un pasaporte?” se preguntó, recordando que para el momento del asesinato de su hija, el acusado era prófugo de la justicia.

El 11 de junio de 2015 Bolívar fue sorprendido por una comisión de la policía en una lujosa residencia en Barranquilla, Colombia. Días después, el  presidente Nicolás Maduro dijo en cadena nacional que respaldaba las acusaciones hechas por el ministro de Relaciones Interiores, Gustavo González López, quien recibió a Bolívar el 18 de junio del año pasado a su llegada a Caracas, luego de su extradición desde Colombia. 

Aseveró que el acusado estaba vinculado a los hechos violentos de 2014, que dejaron 43 víctimas fatales. El Primer Mandatario le dijo a los familiares de Urquiola “que Dios le siga dando fuerzas y nos sigan ayudando a construir Patria”.

ASISTENCIA LEGAL

Un día después, el 19 de junio de 2015, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional detuvo al abogado Leopoldo D’Alta a quien Bolívar había llamado al momento de su captura. Según la investigación preliminar del Sebin, el jurista (quien fue fiscal, abogado de la Defensa Pública y gerente de ambiente de la Alcaldía Metropolitana en el primer período de Antonio Ledezma), sostenía la estructura económica de Yonny Bolívar en Colombia. Sin embargo, durante su audiencia de presentación el fiscal 63 nacional, Jimmy Goitia Blanco, desestimó los delitos de terrorismo, asociación para delinquir y financiamiento, desvinculándolo de tener algún tipo de relación con Yonny Bolívar y con la acusación que pesa sobre el Alcalde Mayor.

Angel Henrique D’Alta, padre de Leopoldo D’Alta, afirmó a Sumarium.com que su hijo nunca aceptó prestarle asistencia legal a Bolívar, “a pesar de las dos llamadas que le hicieron presuntos familiares del hoy condenado, porque la que él realizó desde Colombia cuando lo detuvieron, Leopoldo nunca la atendió”. D’Alta sigue detenido en El Helicoide “sin pruebas en su contra y comisión de delito alguno”.

En la primera etapa del proceso judicial, Bolívar pidió ser asistido por un abogado de la Defensa Pública. En la audiencia preliminar cambió su estrategia y contrató los servicios de José Jiménez Loyo, quien en el año 2009 defendió a la fallecida Lina Ron y en 2006 representó legalmente a la ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela. Jiménez Loyo también asumió la defensa de su hija, la jueza Yeliz Jiménez, removida de su cargo, según trascendió, por supuestos nexos con el ex magistrado Eladio Aponte Aponte.

La audiencia de apertura de juicio fue pautada para el 11 de enero de este año, pero fue diferida porque Bolívar nuevamente cambió su representación legal, siendo asistido por Nelson Uribarri. Finalmente, el 15 de enero de 2016, Yonny Bolívar se declaró culpable ante un juez de haber asesinado a la joven Adriana Urquiola y condenado a 17 años, 1 mes y 20 días de prisión por los delitos de homicidio calificado con alevosía por motivos innobles en perjuicio de la joven comunicadora embarazada, y el mismo delito pero en grado de frustración en detrimento de Rosalba Pérez.

Manuela Pérez declaró a Sumarium.com que apeló la sentencia alegando que “él lo hizo a sangre fría y para matar, disparó en contra de las personas que se bajaban de un transporte público y lo hizo en 14 oportunidades con un arma de guerra, una Beretta nueve milímetros. Entonces no tiene justificación en el basamento jurídico que utiliza la jueza. Para nosotros no es válido, por lo tanto estamos esperando que definitivamente la Corte de Apelaciones haga la revisión y haga una sentencia justa, pedimos pena máxima”.

También denunció que las autoridades no han tomado en cuenta los agravantes como la posesión de arma de fuego, usurpación de identidad, fuga, evasión e incumplimiento de pena. Destaca que no ha tenido respuesta acerca de los carnet que poseía Bolívar y lo identificaban como funcionario de varios entes públicos. Además, dice recibir información sobre la adquisición de inmuebles (a pesar de tener prohibición de enajenar o gravar bienes) y de personas que afirman haberlo visto libre en lugares públicos.

EL PARADERO DE YONNY BOLÍVAR

Pérez denunció el pasado 30 de mayo a través de un comunicado que la audiencia de apelación no se llevó a cabo porque ni fiscalía, tribunales o abogado defensor conocían la ubicación de Yonny Bolívar. Nunca fue trasladado al penal de Tocuyito en Carabobo (lugar fijado por el tribunal para pagar su condena) y tampoco estaba en la sede del Sebin en El Helicoide. De una manera no oficial, el Ministerio de Asuntos Penitenciarios le comunicó que se encontraba en La Comunidad Penitenciaria Fénix, en el estado Lara, pero en el tribunal no tenían la boleta de ese traslado.

Lea también: Autoridades judiciales desconocían paradero de Yonny Bolívar

La madre de la joven agraviada alerta continuamente a través de sus redes sociales acerca de las irregularidades del caso. Su único fin: que el homicida de su hija cumpla pena máxima en el Sebin. Espera que para el mes de julio se realice una nueva audiencia en la Corte de Apelaciones.

Por: Mónica Dejeki / Sumarium.com




Categoría: Venezuela | Claves: Adriana Urquiola Yonny Bolívar