A Venezuela “le costará” pagar los bonos externos este año

"Las medidas que el Gobierno pueda tomar a esta altura quizá lleguen demasiado tarde", dijo el economista Alejandro Arreaza.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El diario El Espectador publicó una nota realizada por la agencia de noticias Bloomberg en la que señala que a Venezuela “le costará” obtener el dinero para honrar los pagos de bonos externos por 4.500 millones de dólares este año.

Cabe destacar, según indica el texto, que el precio del crudo venezolano cayó 75% desde 2014. Ante esto, el economista de Barclays, Alejandro Arreaza, en una nota titulada “Punto de no retorno”, sostuvo que “el decreto de emergencia económica y las medidas que el Gobierno pueda tomar a esta altura quizá lleguen demasiado tarde“.

“Después de dos años de inacción y la reciente caída en los precios del petróleo, es cada vez más difícil evitar un evento de crédito en 2016“, agregó.

Asimismo, estima que con el precio actual en que se encuentra el barril del petróleo, “Venezuela tendría que emplear más del 90% de sus ingresos de exportaciones de crudo para realizar los pagos de deuda“.

A CONTINUACIÓN EL TEXTO PUBLICADO POR BLOOMBERG:

Con los precios del petróleo en caída libre y una inflación en alza asolando la economía de Venezuela, el presidente Nicolás Maduro está pidiendo facultades de emergencia para introducir cambios en la política económica. Quizá sea demasiado tarde, dice Barclays Plc.

Al país sudamericano le costará obtener el efectivo que necesita para honrar pagos de bonos externos por US$4.500 millones este año luego de que el precio de su crudo se desplomó 75 por ciento desde 2014 hasta un mínimo récord en trece años, dijo este miércoles el economista de Barclays, Alejandro Arreaza, en una nota titulada “Punto de no retorno”.

Los bonos de referencia de Venezuela cayeron hasta un mínimo récord desde que el gobierno dio a conocer el viernes pasado, por primera vez en un año, estadísticas económicas que pusieron al descubierto la gravedad de la recesión del país y el espiral inflacionario. Maduro, que suscribió un decreto de emergencia que le otorga facultades para dictar medidas económicas, dijo al Congreso controlado por la oposición el 15 de enero que había llegado el momento de subir los precios de la gasolina y que trataría de ajustar los tipos de cambio fijos del país en los próximos días.

“El decreto de emergencia económica y las medidas que el gobierno pueda tomar a esta altura quizá lleguen demasiado tarde”, escribió Arreaza. “Después de dos años de inacción y la reciente caída en los precios del petróleo, es cada vez más difícil evitar un evento de crédito en 2016”.

Según sus estimaciones, a los precios actuales del petróleo, Venezuela tendría que emplear más del 90 por ciento de sus ingresos de exportaciones de crudo para realizar los pagos de deuda.

Funcionarios del ministerio de Información de Venezuela no respondieron a correos electrónicos de consulta sobre el plan del país de diversificar su base de ingresos o su capacidad para pagar sus obligaciones internacionales este año.

La economía sudamericana se contrajo 7,1 por ciento en el tercer trimestre respecto del mismo período un año antes en tanto su tasa de inflación trepó hasta 141,5 por ciento, dijo el banco central este viernes.

El banco, que adjudicó los males económicos de Venezuela a los precios del petróleo en baja, acusó a sitios Web que monitorean el valor del dólar en la calle de “destruir los precios” y de instalar una forma “salvaje” de capitalismo en el país. En los últimos 12 meses, el bolívar perdió más de tres cuartos de su valor en el mercado negro.

“Las cifras son catastróficas”, dijo Maduro ante el Congreso. “El espíritu del decreto de emergencia es generar un movimiento para proteger al pueblo”.

Los bonos de Venezuela por US$4.000 millones con vencimiento en 2027 cayeron hasta 33,32 centavos por dólar el miércoles, el nivel más bajo desde que se vendieron por primera vez en 1997. Los operadores de swaps de incumplimiento crediticio están calculando una probabilidad del 79 por ciento de que el país no cumpla con un pago en los próximos 12 meses.

Maduro, el sucesor elegido por el difunto Hugo Chávez, ha sido renuente a elevar los precios de la gasolina en momentos en que la escasez de todo, desde alimentos hasta medicamentos, lo ha vuelto cada vez más impopular. La gasolina en Venezuela cuesta 0,097 bolívares el litro, la más barata del mundo. Al tipo de cambio oficial Simadi, 10 galones (3,78 litros el galón) cuestan 2 centavos de dólar estadounidense.

“Haga lo que haga ahora, no es suficiente”, dijo Siobhan Morden, responsable de estrategia de renta fija para América Latina en Nomura.