Abastecimiento del agua ¿Fenómeno de El Niño o desidia?

Desmonta la postura oficial al insistir en que la actual situación obedece a una inadecuada administración.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Las infraestructuras de embalses y las actuales cifras sobre el abastecimiento del agua en el país, no concuerdan con el trabajo que ha realizado el actual gobierno, reseñó Prensa Unidad.

Según la nota de Prensa Unidad, para el gobierno es más fácil aludir la problemática y atribuírselo al fenómeno de El Niño.

La ingeniera hidrometeoróloga Ángela González, quien es Gerente de Planificación de Hidroven y sus empresas filiales, además de ser asesora del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), desmonta la postura oficial al insistir en que la actual situación obedece a una inadecuada administración y peor manejo en el suministro del recurso.

“En primer lugar, la cobertura del servicio para el año 2014 solamente captaba el 83,6 por ciento de la población, de acuerdo con la Encuesta sobre Condiciones de Vida (Encovi), que realizaron las universidades Central de Venezuela, Católica Andrés Bello y Simón Bolívar. Esto ya nos indica que más de 5 millones de ciudadanos no cuentan con acceso al servicio, independientemente de los factores climáticos”, indicó González.

LA INTERRUPCIÓN EN EL SERVICIO VITAL

La hidrometeoróloga también manifiesta que la interrupción en el servicio del agua es de 39,2 %, desglosado en 29% para las grandes ciudades, 35% las intermedias y 62% que corresponde a las localidades pequeñas y caseríos.

La asesora en el tema hídrico denunció, asimismo, ineficiencia en la ejecución de las inversiones para el área, tanto en lo que respecta a los recursos financieros internos como a las inversiones procedentes de entes multilaterales.

CONSTRUCCIÓN DISUELTA

En el apartado de la construcción de embalses las cifras son aún más drásticas. “Durante los últimos 15 años fueron activados solo dos: el embalse de la central hidroeléctrica de Caruachi, en el estado Bolívar; y la ampliación de El Diluvio, en la región zuliana, hoy llamado Tres Bocas. Esta cifra del período 1999-2013, que no ha variado a la fecha, contrasta con las 95 obras de envergadura que se inauguraron entre 1940 y 1998”.

Se unen a las pésimas políticas, según la diplomada, aplicar correcciones de fugas y cortes ilegales en calidad de medidas de emergencia, cuando deberían representar acciones normales de las operaciones de un acueducto. Otro argumento, como si fueran pocos, que certifica cuáles son los factores reales del pobre abastecimiento de agua en el país, con un gobierno que le concede peso exclusivo a El Niño y a la sequía.

Categoría: Venezuela | Claves: Agua Fenómeno El Niño