ABC: Cae la producción petrolera de Venezuela a niveles críticos

" No hay flujo de dinero porque el Estado no tiene ingresos y la propia Pdvsa prácticamente no puede cumplir sus obligaciones. "

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- En medio de la situación que atraviesa Venezuela, la producción de petróleo se redujo de 3,2 millones de barriles diarios a 2,3 millones en los últimos ocho años. Situación que afectaría los ingresos del país en divisas por la baja de los precios del crudo en más de un 50%, reseña un reportaje redactado por la periodista Ludmila Vinogradoff para la ABC.

En medio de esta coyuntura, el presidente Nicolás Maduro designó al ministro de Petróleo y Minería y presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) Eulogio del Pino, y a la canciller Delcy Rodríguez, para realizar una gira por los países asociados a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y así lograr que suban el precio del petróleo de 40 a 80 dólares por barril.

“La situación es muy difícil. No hay flujo de dinero porque el Estado no tiene ingresos y la propia Pdvsa prácticamente no puede cumplir sus obligaciones. El Estado ha preferido privilegiar los compromisos de deuda internacional. Hasta ahora los ha cumplido, más no así será para los próximos meses porque como ya hemos expuesto, no hay suficientes recursos”, dijo Orlando Zamora, asesor financiero y ex funcionario del Banco Central de Venezuela.

A CONTINUACIÓN EL TEXTO COMPLETO PUBLICADO POR EL MEDIO

Venezuela está haciendo agua por todos los lados. No hay sector que no se escape del colapso económico. Su principal industria de exportación que es el petróleo ha reducido la producción de 3,2 millones de barriles diarios a 2,3 millones en los últimos ocho años, afectando sus ingresos en divisas disminuidos además por la caída de los precios del crudo en más de 50%.

Para enfrentar la crisis el gobierno de Nicolás Maduro ha comisionado al presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y la canciller, Delcy Rodríguez, a visitar a sus socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para convencerlos de que suban el precio del crudo de 40 a 80 dólares el barril.

Sin embargo, la paradoja es que mientras los miembros de la OPEP suben su producción en 4% Venezuela baja la suya en casi 10% interanual por razones que todavía no ha explicado oficialmente.

Las agencias internacionales han publicado un informe de la Universidad de Columbia, redactado por Luisa Palacios, directora ejecutiva de Medley Global Advisor, que señala que PDVSA ha dejado de producir cerca de 500.000 barriles diarios entre 2008 y 2015 mientras que la publicación Statistical Review of World Energy de BP refiere una caída de 600.000 barriles diarios.

«La manera en que Venezuela se está ajustando al colapso de los precios del crudo está dejando a la economía, la sociedad y la industria petrolera en peor condición que la de sus competidores en un mercado petrolero», afirma Palacios, según Reuters.

Para Francisco J. Monaldi, profesor e investigador de las universidades de Rice y Harvard, la única estrategia del gobierno venezolano es apostar todo a un alza en los precios del petróleo. Comentó que la deuda de PDVSA se incrementó de 3.000 millones de dólares a 43.000 millones en los últimos años. Destacó que la empresa llegó a estos extremos debido al mal desempeño petrolero de la nación. «Es trágico que estemos así, cuando tenemos la mayor base de recursos del mundo», dijo a la radio.

Para Orlando Zamora, asesor financiero y ex funcionario del Banco Central de Venezuela, «si la producción petrolera sigue cayendo y no se toman las medidas necesarias, el país tendrá un ingreso limitado y una situación alarmante».

Sorprende que el ministro de Petróleo y presidente de PDVSA, Eulogio del Pino, diga que la producción petrolera se mantiene, pese al ciclo de bajos precios, dijo Zamora. No es un secreto para nadie las dificultades financieras que tiene la principal empresa venezolana, que ha tenido que endeudarse con el BCV y está solicitando una urgente reformulación de la deuda, dada la incapacidad de pago.

La situación de PDVSA es tan compleja, difícil en extremo, como el resto de la economía nacional, incluyendo la capacidad de pago del propio Estado, el cual debe confrontar obligaciones entre octubre y diciembre por el orden de los 3.500 millones de dólares. La caída de la producción compromete además el pago de la deuda externa del país que en los próximos siete meses es del orden de los 10.000 millones de dólares.

«La situación es muy difícil. No hay flujo de dinero porque el Estado no tiene ingresos y la propia Pdvsa prácticamente no puede cumplir sus obligaciones. El Estado ha preferido privilegiar los compromisos de deuda internacional. Hasta ahora los ha cumplido, más no así será para los próximos meses porque como ya hemos expuesto, no hay suficientes recursos», afirma Zamora.