ABC: Zapatero se convierte en el “mediador invisible” en Caracas

La oposición está dispuesta a reunirse con Zapatero y tiene preparado ya un pliego de peticiones para que sus buenos oficios tengan como objetivo encontrar una salida a la grave crisis actual.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno español, se encuentra de visita en el país, sin embargo ha adoptado un perfil tan bajo que ha terminado convirtiéndose en el “mediador invisible”, según el diario ABC.

Nadie conoce la agenda de Zapatero en este país, a donde ha viajado en compañía de los los expresidentes de Panamá, Martín Torrijos, y de la República Dominicana, Leonel Fernández, bajo el patrocinio del secretario general de Unasur, Ernesto Samper. Tampoco se conoce el propósito oficial de su visita ni con quién reunirá en la capital venezolana”, señala el texto.

Asimismo, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, acotó que “donde esté Zapatero siempre estará defendiendo la democracia, la libertad y la justicia social. No tengo ninguna duda”.

A CONTINUACIÓN EL TEXTO COMPLETO PUBLICADO POR EL MEDIO

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha adoptado un perfil tan bajo en su visita a Venezuela que ha terminado convirtiéndose en el «mediador invisible». Nadie conoce la agenda de Zapatero en este país, a donde ha viajado en compañía de los los expresidentes de Panamá, Martín Torrijos, y de la República Dominicana, Leonel Fernández, bajo el patrocinio del secretario general de Unasur, Ernesto Samper. Tampoco se conoce el propósito oficial de su visita ni con quién reunirá en la capital venezolana.

La oposición, en todo caso, está dispuesta a reunirse con Zapatero y tiene preparado ya un pliego de peticiones para que sus buenos oficios tengan como objetivo encontrar una salida a la grave crisis actual.

«Estamos buscando hablar con él desde que supimos que llegó a Caracas. Estamos esperando que Zapatero nos llame para reunirnos, pero hasta ahora solo hay mutismo total», dijo a ABC Freddy Guevara, coordinador de Voluntad Popular, el partido fundado por Leopoldo López. «No tenemos clara su agenda en Caracas pero, si nos permiten hablar con Zapatero, le pediremos que interceda por nosotros ante Maduro para no siga obstaculizando el referéndum revocatorio, para que respete la Asamblea Nacional, que libere a los 115 presos políticos, entre ellos a López, y que permita ingresar la ayuda humanitaria y medicamentos que gestiona Cáritas», subrayó.

Zapatero ha cultivado unas buenas relaciones con el chavismo. La última vez que vino a Caracas fue en diciembre pasado como observador para las elecciones legislativas del 6-D en las que ganó la oposición por mayoría arrolladora. En esa ocasión el expresidente del gobierno español se alojó en la residencia del embajador de España y frecuentó el exclusivo «Country Club», donde jugó al golf como un verdadero experto en ese deporte. También dio una rueda de prensa en la que aclaró que venía como un observador invitado por Maduro, pero al final no ofreció los resultados de sus gestiones ni de su mediación para un diálogo, finalmente fallido.

En menos de seis meses Zapatero vuelve por segunda vez a visitar Caracas también invitado por el régimen de Maduro, pero con el agravante de ver en pleno desarrollo la declaración del Estado de Excepción y la Emergencia Económica.

Por su parte, el PSOE intenta no hacer demasiado ruido con una visita a Caracas que le es evidentemente incómoda. El mensaje de todos es que Zapatero, igual que Felipe González, «defienden la libertad allí donde van». Este miércoles, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, salió al quite durante un desayuno en Madrid señalando que «donde esté Zapatero siempre estará defendiendo la democracia, la libertad y la justicia social. No tengo ninguna duda». No quiso referirse al veto de Maduro a González y se limitó a mostrar «profundo cariño» y reconocimiento por los dos expresidentes socialistas.

En esa misma linea se expresó la número uno por Barcelona al Congreso, Meritxell Batet: «Son dos posiciones que confluyen y que buscan lo mismo, que Venezuela sea una democracia sólida, que haya un Parlamento con voz y que su población viva de manera decente».