Abusos del Gobierno en los medios y contra éstos revelados en un informe

De acuerdo al análisis que realizó Ipys Venezuela, han sido recurrentes los mensajes de intimidación que buscan "inhibir la deliberación democrática". Desde sus perfiles en Twitter, los funcionarios gubernamentales han insistido en "dirigir acciones administrativas y amenazas penales contra medios de comunicación y periodistas".

Abusos del Gobierno en los medios y contra éstos revelados en un informeUna mujer con la boca tapada se manifiesta a favor de la libertad de expresión en una protesta en Caracas. Crédito: Alejandro Cegarra / AP Photo / Archivo
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La ONG Instituto de Prensa y Sociedad (Ipys) Venezuela presentó un balance denominado “Tuitómetro del Gobierno en Venezuela” sobre la estrategia proselitista en redes sociales de institucionales del Estado venezolano y de sus funcionarios.

AGRAVIOS OFICIALES EN 140 CARACTERES

16 funcionarios y militantes del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) destacan en esta medición. Durante 29 meses, desde sus perfiles personales en Twitter insistieron en acusar a los medios privados de generar “paranoia”, “zozobra”, y de ser los responsables de una “guerra mediática”, una “guerra económica”, con la supuesta finalidad de invisibilizar los logros del Gobierno, señaló Ipys Venezuela.

La ONG contabilizó en su informe, que puede ser revisado en su totalidad en su página web, 691 tuits agraviantes que emitieron 19 funcionarios gubernamentales del poder nacional, regional y local durante un año y medio. Al menos 99,5% de estos mensajes fueron publicados en Twitter por representantes públicos, y activistas del Psuv actualmente en el Gobierno. Otro 0,5% son publicaciones de alcaldes y gobernadores de partidos de oposición, congregados en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

“LA RED PREDILECTA” DEL CHAVISMO

Para los funcionarios del Gobierno venezolano y militantes del partido oficial, según el informe, Twitter se ha convertido en la nueva plaza de “confrontación contra el periodismo”. Esta es la red predilecta por diferentes autoridades públicas para dirigir mensajes agraviantes en contra de periodistas y medios de comunicación que, desde el oficialismo, se consideran divergentes.

De acuerdo al análisis que realizó Ipys Venezuela, han sido recurrentes los mensajes de intimidación que buscan “inhibir la deliberación democrática”. Desde sus perfiles en Twitter, los funcionarios gubernamentales han insistido en “dirigir acciones administrativas y amenazas penales contra medios de comunicación y periodistas”.

Cada semana, en promedio, hubo 5 mensajes de descrédito u ofensa por parte de funcionarios gubernamentales en Twitter. En ese mismo lapso Ipys Venezuela reportó 773 casos de violaciones a la libertad de expresión en todo el país, que estuvieron relacionadas con el uso abusivo del poder del estado en materia de comunicaciones, limitaciones de acceso a la información, agresiones y ataques, medidas de censura, normativas, acciones legales y administrativas excesivas que afectan la expresión.

Los 26 funcionarios públicos aparecen como responsables en 114 de estos casos, lo que representa 15% del total de incidentes. Estos datos se fundamentan en el monitoreo permanente sobre la libertad de expresión, el derecho a la información que realiza esta organización, según los principios establecidos en la Constitución nacional y los estándares internacionales.

Crédito: Ipys Venezuela

EL VALOR DE LA LABOR PERIODÍSTICA

Ipys Venezuela considera que aunque los funcionarios tienen derecho a emitir sus opiniones e informaciones de manera libre e independiente, desde sus cuentas personales en Twitter, no tienen licencia para desvincularse de sus funciones públicas con la intención de dirigir acciones agraviantes por esta vía. También considera que este tipo de declaraciones configuran un uso abusivo del poder estatal, en materia de comunicaciones, pues las declaraciones agraviantes “contradicen los principios de la libertad de expresión, buscan sembrar miedo, intentan inhibir y silenciar las denuncias de los periodistas, los medios de comunicación y los ciudadanos”.

Por su parte, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos considera: “Las más altas autoridades del Estado” están llamadas a reconocer “de manera constante, clara, pública y firme la legitimidad y el valor de la labor periodística, aun cuando la información difundida pueda resultar crítica, inconveniente e inoportuna para los intereses del gobierno“. La CIDH establece que los funcionarios del gobierno deben “mantener un discurso público que no exponga a los periodistas (y a los medios de comunicación) a un mayor riesgo”.

EL TERMÓMETRO DEL DISCURSO OFICIAL

Mensaje en Twitter del director general de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel). Crédito: Twitter @planwac

Por la mayor cantidad de mensajes agraviantes emitidos, el “Tuitómetro del Gobierno en Venezuela” lo encabezan, justamente, dos de los funcionarios que han ocupado los puestos más importantes en la gerencia de las políticas gubernamentales de comunicación: William Castillo, director general de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel); y Delcy Rodríguez, ex ministra de Comunicación e Información. Los dos, además, integran la Comisión de Agitación, Propaganda y Comunicación del Psuv.

William Castillo, el primero de este ranking, acumuló 64% del total de mensajes agraviantes emitidos por funcionarios gubernamentales a través de sus cuentas en Twitter. @Planwac dice que esta es una “cuenta personal”. Sus continuas publicaciones lo ubican como el segundo funcionario gubernamental con la mayor cantidad de tuits a pesar de ser uno de los menos seguidos de esta medición, reseñó Ipys Venezuela.

Castillo resalta por sus elocuentes y frecuentes etiquetas. Ha dicho que los “Medios privados destruyen economía”, y que son “cómplices de delitos”.

Entre enero de 2013 y mayo 2015 el director de Conatel publicó, según la ONG, 439 mensajes “en desmedro del ejercicio libre y plural del periodismo”, una profesión que dentro de cualquier democracia debe ser entendida como una fuerza de contrapoder.

Conatel es justamente el organismo gubernamental que tiene la facultad de establecer las normas de regulación de Internet en Venezuela. Esta dependencia se encarga de la supervisión y control sobre las telecomunicaciones a nivel nacional y está adscrita al Ministerio de Comunicación e Información.

Mensaje en Twitter de Delcy Rodríguez. Crédito: Twitter @DrodriguezVen

El segundo lugar de este termómetro acumuló 8,4% del total de mensajes analizados y lo ocupó Delcy Rodríguez, actual ministra de Relaciones Exteriores. Publicó 58 tuits para “criminalizar a periodistas y medios de comunicación divergentes”. La mayoría de estos mensajes los difundió entre 2013 y 2014, justamente, cuando fue ministra de Comunicación e Información de Venezuela (agosto de 2013—octubre de 2014). En ese mismo lapso fue “responsable de 10 casos de violaciones a la libertad de expresión”, de acuerdo a los registros de Ipys Venezuela.

En sus tuits se ha referido a la supuesta invisibilización de logros del Estado por parte de medios privados; y la presunta responsabilidad de los medios en la “guerra económica”. Desde su cuenta, @DrodriguezVen ha “criminalizado constantemente” a los medios internacionales.

Crédito: Ipys Venezuela

Crédito: Ipys Venezuela

Crédito: Ipys Venezuela

EL “EJÉRCITO CALIBRE 2.0”

Al menos 65 cuentas de Twitter de los Poderes Públicos promovieron 5 etiquetas durante el mes de mayo de 2015 para impulsar al partido de Gobierno; las primarias del Psuv; al presidente Nicolás Maduro; y al expresidente Hugo Chávez.

Ipys Venezuela estudia la partidización de las instancias del Gobierno de Venezuela en la Internet y redes sociales, el “uso abusivo de las redes” por parte de funcionarios públicos, declaraciones agraviantes contra medios y trabajadores de la prensa y la utilización irregular de los medios de comunicación de propiedad pública en campaña electoral del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

PLATAFORMA PARTIDISTA

Las instituciones públicas venezolanas “tuitean en nombre del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y lo impulsan para ganar la supuesta batalla que se libra” en la red de microblogging Twitter, refirió Ipys Venezuela. Decenas de cuentas de organismos oficiales, ministerios, dependencias, empresas y medios estatales tuitean “de manera articulada, sistemática” para posicionar etiquetas favorables a la gestión de Gobierno, al primer mandatario y al Psuv.

En esta plataforma “el Estado y el gobierno tienen una misma voz: publican en simultáneo, promueven los mismos temas y etiquetas y comparten argumentos en defensa de ‘la revolución'”.

EL “ESPEJISMO” TRAS LAS TENDENCIAS EN TWITTER

Crédito: Ipys Venezuela

Ipys Venezuela monitoreó una muestra de cinco hashtags o etiquetas promovidas por el oficialismo en Twitter durante mayo de 2015. El seguimiento y análisis de los tuits que contenían estas cinco etiquetas permitieron determinar que todas habían sido promocionadas a través de al menos 65 cuentas públicas, que publicaron miles de tuits para amplificar el alcance, impacto y para posicionarla en la clasificación de tendencias.

Todas las etiquetas alcanzaron —en mayor o menor grado— posiciones en el ranking de tendencias (trending topic o TT) en el país. Este hecho fue, en algunos de los casos, destacado por portavoces del gobierno en declaraciones y reseñado en medios de propiedad pública como un logro del Gobierno o de la “revolución bolivariana”, apuntó la ONG.

Una revisión más detallada de estas cuentas en Twitter, sostuvo el informe, permite dar cuenta de que estas etiquetas fueron promovidas por medios del Estado (periódicos, canales de televisión, estaciones de radio), empresas (líneas aéreas, cadenas de supermercados estatales, distribuidoras de alimentos, transporte público, plantas de cemento), instituciones, embajadas de Venezuela en el exterior, servicios públicos (aeropuertos), ministerios y dependencias gubernamentales.

La promoción de etiquetas a través de cuentas oficiales en Twitter revela un patrón del comportamiento del Estado y del abuso de los recursos públicos para fines políticos partidistas.

Crédito: Ipys Venezuela

El poder e infraestructura (recursos, personal y cuentas) del Estado fueron empleados para la promoción de las etiquetas favorables al oficialismo y al partido de Gobierno: las jornadas de promoción de etiquetas —denominadas “tuitazos”— fueron incluso anunciadas días antes por medios de comunicación estatales, que incluso fijaron horas de inicio para tuitear. Los tuits publicados desde cuentas oficiales hacían también mención a las cuentas de funcionarios públicos, que retuiteaban —es decir,replicaban— los mensajes a sus seguidores.

La colocación y ascenso de las etiquetas promovidas desde el Gobierno por todo el aparataje del Estado en Twitter es presentada a los ciudadanos como un éxito de la gestión gubernamental —un logro de la autodenominada revolución—, como demostración de la aprobación del Gobierno. Pero también es instrumentalizada, refirió el “tuitómetro” de Ipys Venezuela, para “manipular la opinión pública”, colocar temas en la agenda pública; y potenciar e intensificar mensajes diseñados desde el alto gobierno, en ocasiones con fines proselitistas, geopolíticos, electorales.

Ipys Venezuela también encontró que etiquetas chavistas han sido promovidas o impulsadas mediante la utilización de cuentas que podrían ser consideradas como bots, una terminología usada para designar los programas o cuentas falsas, que no tienen interacción, y que son creadas para abusar del sistema mediante la programación automática de tuits y así impulsar las etiquetas hasta el ranking de tendencias.

Las cuentas bots son definidas como programas “usados para producir mensajes automatizados en el servicio de microblogging Twitter o seguir automáticamente a usuarios de Twitter”. Pero estas cuentas también pueden ser creadas en masa, con perfiles falsos para la programación de tuits (tuitean) en simultáneo. La redacción y construcción de los tuits son exactas para decenas de estas cuentas.

Ejemplo del uso de presuntos bots para posicionar etiquetas favorables al Gobierno y a su partido. Crédito: Ipys Venezuela

En octubre de 2013, el presidente Nicolás Maduro denunció que la empresa Twitter había “atacado” su cuenta y la de miles de militantes del chavismo, al eliminar un número no determinado de sus seguidores. Expertos citados por Ipys Venezuela estimaron en ese entonces que la red social no había atacado las cuentas, sino que había efectuado una “limpieza” de cuentas fantasmas o bots.

Categoría: América Latina Venezuela | Claves: Ipys Venezuela