elpais

Acelerar el diálogo para la paz

Las conversaciones de paz entre Colombia y las FARC en La Habana deben avanzar hacia una resolución del conflicto

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El País) Las conversaciones de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana deben avanzar hacia una resolución final deseada por ambas partes y por la comunidad internacional. Los recientes choques armados entre el Ejército y los guerrilleros, con el resultado de 40 muertos y la ruptura del alto el fuego unilateral decretado por las FARC, demuestran el peligro de dilatar en el tiempo la negociación.

El hecho de que exista un diálogo franco en La Habana, aun siendo algo positivo, no equivale a que el conflicto esté resuelto. La guerra civil más larga de América, con medio siglo a sus espaldas, puede reactivarse en cualquier momento si no se cierra de forma definitiva. Las conversaciones cumplirán dos años en septiembre. Siendo innegable la complejidad de los puntos que se tratan y la trascendencia histórica del futuro acuerdo, no lo es menos que cuanto más se dilate, más probabilidades hay de que entre en un punto muerto; el preludio de un fracaso.

Hay que celebrar que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, haya enviado a la negociación a su ministra de Exteriores, María Ángela Holguín, y a un destacado empresario, Gonzalo Restrepo, como prueba de la prioridad que concede al asunto. Pero los gestos políticos quedarán solamente en eso si no se avanza rápidamente hacia la culminación con éxito del diálogo. Es decir, hacia la firma de la paz.

Categoría: Opinión