Actriz, diplomática, directora… las ambiciones de Emma Watson

Hace tiempo dejó de ser Hermione Granger, el personaje de la saga de Harry Potter que la hizo famosa en el mundo, y desde entonces, sus ambicionen y pasiones la han llevado a ser un referente para sus seguidores.

Actriz, diplomática, directora… las ambiciones de Emma WatsonCrédito: AP Images.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: United Nations / YouTube.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– “Hoy lanzamos una campaña bautizada HeForShe. Estoy ante ustedes porque necesitamos su ayuda. Queremos finalizar con las diferencias de género y para ello necesitamos involucrar a todo el mundo”, así comenzó Emma Watson hace poco más de un año su discurso sobre la igualdad de género frente a la Asamblea de Naciones Unidas, convirtiéndose en la voz de una generación.

Hace tiempo dejó de ser Hermione Granger, el personaje de la saga de Harry Potter que la hizo famosa en el mundo, y desde entonces, sus ambicionen y pasiones la han llevado a ser un referente para sus seguidores.

“Me temblaban las manos. No era consciente de que iba a hablar en una sala de ese tamaño y ante tanta gente”, decía la actriz minutos antes de su histórica participación.

“Se ve claramente que empecé nerviosa”, deja saber a la prensa, “pero era algo que quería hacer. Si llego a conocer previamente el sitio y la cantidad de gente que había, no sé yo… En fin, era importante y necesario”.

Reseña El País que en España hay un debate sobre la conveniencia o no de que los actores expresen públicamente sus opiniones políticas. Al respecto, Watson ha elaborado un mandamiento: “No hago comentarios políticos dentro de Reino Unido ni sobre asuntos locales. Solo me refiero a problemas internacionales. Aunque no sé si cambiaré en el futuro, por ahora me funciona”.

Crédito: AP Images.

Entre otras asociaciones, Watson colabora con Camfed International, ONG británica que trabaja en zonas rurales del continente africano para escolarizar niñas; con People Tree, una marca de moda de comercio justo, y ha recaudado fondos para Global Green USA, otra ONG centrada en la sostenibilidad y la preservación del medioambiente.

“Sin embargo, ante todo soy actriz, con intenciones en algún futuro de dirigir. Paso a paso, aún tengo que conocer realizadores de muy distintas sensibilidades”, advierte.

Un año después de su intervención en Naciones Unidas, la joven actriz, enfocada en sus proyectos, se embarcó en el estreno de Regresión, una obra del español Alejandro Amenábar.

“La semilla del diablo es una de las influencias de Alejandro para realizar Regresión”, porque la película homenajea a diversos clásicos, referencias poderosas que conectan con el público”, contó Watson.

Crédito: AP Images.

De acuerdo con El País, Watson es hoy una actriz que escoge con sumo cuidado sus trabajos, una mujer que se apunta a diversas campañas benéficas y de concienciación, y un ícono de la moda. Además, se ha licenciado en Literatura Inglesa en la Universidad de Brown, en Providence (EE UU).

Ha rodado una versión de La Bella y la Bestia, inspirada en la versión musical de dibujos animados de Disney —”Sí, he tenido que cantar. Como actriz te puedes esconder detrás de los personajes, pero cuando cantas irremediablemente queda algo de ti, hay algo puro ahí, y he sentido una gran evolución artística al desarrollar mi voz”—, comentó a los medios.

Además, ha terminado Colonia, junto a Daniel Brühl, sobre la Colonia Dignidad fundada en Chile en los sesenta: “Es mi primera película marcadamente política, era el momento (…) Acabé la universidad y tengo más tiempo”… del que muy poco dedica al mundo de la moda. Sin embargo, deja saber que intenta “ser consecuente” cuando viste.

“Elijo con sumo cuidado la marca. Sí, miro sus políticas laborales y no olvido que hasta la ropa tiene su ética”, sentencia.

Crédito: AP Images.

Categoría: Sociedad | Claves: El Cotilleo Emma Watson