Acuerdo con las FARC es el “comienzo de la paz”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El periodista y analista político Juan Pablo Salas conversó con Sumarium Radio sobre lo que significa el acuerdo entre el gobierno colombiano y las FARC.

Para el analista, este acuerdo es el comienzo de la paz, y hay claridad al respecto entre los colombianos, pese a la campaña sistemática y poderosa para tergiversar los términos de este acuerdo y hacerlo fracasar. Es un momento histórico porque significa que los colombianos están diciéndole al mundo que no van a seguir utilizando las armas como forma de hacer política, tal como ha ocurrido en esa república durante más de 200 años.

Para Salas, el costo humano de este conflicto para Colombia ha sido incomensurable, con un registro de unos 8 millones de víctimas. En efecto, argumenta, una inmensa parte de la población colombiana ha sido afectada directamente por este conflicto, pero además ha significado una profunda pérdida de importantes oportunidades económicas para el país. Es por esa razón que, en su opinión, que no se produzcan más pérdidas de vidas ni de oportunidades económicas es también lo mucho que se va a ganar.

Respecto a qué actores han sido importantes en este “inicio de la paz”, Salas está de acuerdo que se trata de un proceso en el cual se ha conjugado la acción de varios gobiernos: desde el Presidente Pastrana quien gestiona y obtiene los recursos del Plan Colombia, pasando por el Presidente Uribe, quien lo ejecuta mediante su programa de Seguridad Democrática, y culminando con el Presidente Santos, quien lanza esta última fase de diálogo con las FARC en Septiembre de 2012, que culminó el pasado 24 de agosto.

El periodista reconoció el papel que ha jugado el expresidente Uribe para llegar a este acuerdo de paz, por el cual votarán los colombianos en el plebiscito del 2 de octubre. Según Salas, se trató del primer Presidente colombiano con dos términos en la Presidencia, electo y reelecto con un gran apoyo popular y con un mandato muy claro: acabar con las FARC, objetivo que no logra pero que le permitió disminuir la eficacia militar de esta organización guerrillera. No obstante, para el periodista el gran regalo de Uribe a Colombia fue la desmovilización de los paramilitares, uno de los factores más violentos del largo conflicto colombiano.