Acusan a propietarios de una empresa de “sex shop” por venta de sustancias dañinas

Durante un allanamiento fueron incautadas varias cajas con productos que contienen sustancias dañinas, en presentación de pastillas y spray.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) Los propietarios de una empresa de productos eróticos (sex shop), Achille Marino (49) y Francy Vidalina Jiménez Flores (39), fueron acusados por el Ministerio Público por presuntamente incurrir en la venta ilegal de mercancía con ingredientes nocivos para la salud.

Según la nota de prensa del MP, ambas personas fueron aprehendidas el 14 de octubre de este año por funcionarios de la División de Policía Internacional del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, cuando el fiscal del caso solicitó una orden de allanamiento para la residencia de los propietarios del negocio, así como para la sede del mismo ubicado en Bello Monte, parroquia El Recreo de Caracas, las cuales fueron acordadas por la mencionada instancia judicial.

Durante los procedimientos ejecutados por funcionarios de la policía científica, fueron incautadas varias cajas con productos que contienen sustancias dañinas, en presentación de pastillas y spray. De inmediato, ambas personas fueron detenidas y puestas a la orden del Ministerio Público.

ACUSADOS

El fiscal 73° nacional, Israel Paredes, acusó a la pareja por la presunta comisión de los delitos de legitimación de capitales, contrabando simple y asociación para delinquir.

En el escrito presentado por el representante del Ministerio Público ante el Tribunal 39° de Control del área metropolitana de Caracas, se solicitó la admisión de la acusación, el enjuiciamiento de la pareja y que se mantenga la medida privativa de libertad para ambas personas.

El hombre permanece recluido en el Centro de Procesados 26 de Julio de San Juan de Los Morros, estado Guárico. Mientras que la mujer fue remitida al Instituto Nacional de Orientación Femenina, en Los Teques, estado Miranda.

La investigación inició en el año 2014, luego que la oficina de Interpol en Costa Rica emitiera una alerta púrpura que consiste en proveer información sobre el modus operandi, objetos, aparatos y modos de ocultación utilizados por criminales.

Específicamente, el aviso hace referencia a uso de ingredientes activos no declarados en las etiquetas de los productos eróticos, lo cuales son nocivos para la salud.

Ante tal situación, el Ministerio Público coordinó la práctica de varias diligencias que determinaron la vinculación de la empresa Representaciones Ventuto 6676. C.A con dichas irregularidades.
Categoría: Venezuela | Claves: Ministerio Público