Afiuni envió carta al Papa y le pidió venir a Venezuela

"La intervención de usted como Siervo de los Siervos de Dios puede sensibilizar a nuestros gobernantes para que en un clima de paz y de tolerancia, aprenda a escuchar y a respetar a un pueblo que clama urgido y desesperado por resolver sus conflictos".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La juez María Lourdes Afiuni envió una carta al Papa Francisco para solicitarle que considere la posibilidad de venir a Venezuela.

“Estoy segura como fiel cristiana, al igual que la mayoría del pueblo venezolano, de que la intervención de usted como Siervo de los Siervos de Dios puede sensibilizar a nuestros gobernantes para que en un clima de paz y de tolerancia, aprenda a escuchar y a respetar a un pueblo que clama urgido y desesperado por resolver sus conflictos, y que así podamos en definitiva, todos los venezolanos, empezar a construir el país que merecemos y que tanto anhelamos”, expresó.

El Santo Padre “ha mediado en los principales conflictos sociales y políticos de varios países de América Latina. Asimismo, ha intervenido para aliviar o terminar el sacrificio de quienes cumplen encierro injustamente”, comentó.

De acuerdo a lo reseñado en Venezuela Awareness Foundation, la solicitud se realizó a principios de esta semana cuando la juez acudió a la sede de la Nunciatura Apostólica de Caracas.

Asimismo, Afiuni en el texto se refirió a la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional para lograr la liberación de presos políticos y que venezolanos exiliados puedan regresar al país.

“Hoy más que nunca Venezuela se encuentra inmersa en la más grande de las miserias, no solo por la existencia de presos y perseguidos políticos, sino que en estos momentos somos un pueblo que está pasando hambre y desventura por la falta de comida cada vez mayor. Diariamente estamos siendo sometidos a soportar horas de largas colas bajo el caliente sol para poder adquirir unos pocos alimentos a fin de poder subsistir, estamos sin lugar a dudas al borde de una crisis humanitaria”, manifestó. 

Además acotó que en el país hay una inseguridad “desbordada” que “enluta cada vez más a nuestros hogares, incluso, desde hace mucho tiempo venimos registrando más muertes violentas que cualquier país en guerra”; la falta de medicamento mantiene en emergencia a los hospitales “quienes no cuentan con los equipos ni con los medicamentos indispensables para curar a nuestros enfermos, incluyendo niños, los cuales terminan pereciendo a causa de ello”; la educación para los jóvenes “cada vez es más precarias debido a la carencia de nuestras escuelas ya que nuestros maestros se ven obligados a emigrar a otros países en donde su trabajo docente es respetado y bien remunerado”; y por último la corrupción “galopante ha acabado con todas nuestras riquezas y hoy padecemos en carne propia las terribles consecuencias de esos actos criminales”.

“Todo ello ante la mirada inclemente de un gobierno que lejos de atender a su pueblo y plantear soluciones, mantiene una confrontación constante, una sistemática violación a los derechos humanos de todos los venezolanos y un absoluto irrespeto de las leyes, que solo nos ha conducido a más desunión, más aflicción, más desasosiego y más desgracias”, indicó.

De igual manera, Afiuni apuntó que sumado a toda esta situación “se pretende desconocer la voluntad popular expresada en las recientes elecciones parlamentarias celebradas el día 06 de diciembre de 2015 que dio mayoría abrumadora a la oposición venezolana dentro de la Asamblea Nacional; utilizando para ello decisiones emanadas de un Tribunal Supremo de Justicia, evidentemente parcializado con el Ejecutivo Nacional, que sin duda ponen en severo riesgo la poca democracia que queda en el país y nos sumerge en un profundo caos institucional”.