Agricultores de Los Teques denuncian ola de robos en huertos

“Ser trabajador del campo es cada día más duro en este país".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Agricultores de San Pedro de los Altos y El Jarillo dice estar agobiados ante la ola de robos de cosechas en las parroquias del municipio Guaicaipuro, reseñó El Universal Web.

“Ser trabajador del campo es cada día más duro en este país. Hay que lidiar con la fuerte escasez de venenos y semillas, así como con el sobreprecio de los pocos insumos que se hallan y, de paso, ahora uno se para a trabajar de madrugada y te topas con un terreno pelado”, denunció Hernán Gutiérrez, quien trabaja con cilantro y perejil en El Jarillo.

“La semana pasada se metieron y se llevaron la moto, unas piezas del camión, algunos insumos y la cosecha entera; no dejaron ni una ramita. Al día siguiente unos amigos me dijeron que en las afueras del mercado municipal de El Paso, Los Teques, unos hombres que no son asiduos al lugar se pararon con un camión a rematar perejil. Cómo no les costó nada lo venden a precio de gallina flaca y ganan”, comentó.

Trabajadores de Laguneta de la Montaña y San Pedro de los Altos también denuncian la proliferación de ferias agrícolas de dudosa procedencia en Los Teques, debido a las mafias que están operando en las zonas agrícolas de los Altos Mirandinos, las cuales no son denunciadas formalmente porque amenazan con extorsiones y secuestros.

“Las mafias han volteado su mirada a los campos. Roban la producción de cilantro, perejil, lechuga, pimentón, papa, berenjena, brócoli, fresas, duraznos, cebolla así como cebollín, la rematan y se llevan su ganancia sin haber invertido más que el tiempo para cargar ilícitamente con los productos”, dijo Antonio Guerra, quien produce cebollín en la otrora sucursal del cielo, San Pedro de los Altos.

La situación se refleja en una merma significativa en la presencia de productores en las ferias agrícolas formales. “Este año hemos dejado de vender al menos en cinco ocasiones en el puesto que instalamos cada domingo en la avenida Francisco de Miranda de Los Teques, bien sea porque no tenemos cómo sacar la cosecha adelante por falta de insumos o porque hemos sido víctimas del hampa. Esto afecta nuestro bolsillo y el de los compradores, que ante la inflación y la escasez de productos básicos se refugia en la compra de mercancía verde, que de seguir como vamos, también irá desapareciendo paulatinamente de los puntos de venta”, sumó la trabajadora Betzaida Díaz.




Categoría: Venezuela