Ahora los delincuentes asedian a los policías en sus hogares

Solo este pasado fin de semana, específicamente el sábado, dos agentes de seguridad fueron asediados bajo amenaza de muerte, junto a sus familias, y uno de ellos fue víctima de robo.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – En Venezuela, el hampa ya no solo se dedica a azotar a los ciudadanos en las calles, en las esquinas y en los semáforos; tampoco se limita a robar y amarrar solo a habitantes comunes dentro de sus casas: los policías se convirtieron en objetivo.

En los últimos años, con el recrudecimiento de la debacle socio-económica en la que viven sumergidos los venezolanos, los agentes de seguridad de la fuerza pública han sido víctimas -en muchísimos casos fatales- de delincuentes que los interceptan en sus horas libres y hasta cuando están en compañía de familiares y sin uniformes. ¿Las razones? Robo de armas de reglamentos y la simple y vil “caza” de funcionarios policiales; una atrocidad solo conocida en el país en tiempos de “revolución”.

Lea también: En El Cementerio ofrecen dólares a bandas por cada policía que asesinen

Solo este pasado fin de semana, específicamente el sábado, dos agentes de seguridad fueron asediados bajo amenaza de muerte, junto a sus familias, y uno de ellos fue víctima de robo.

En el municipio Libertador de Caracas, numerosos delincuentes acosaron el hogar de un policía municipal de Baruta, del Distrito Metropolitano capitalino. El uniformado tuvo que ser rescatado por funcionarios de su mismo cuerpo policial, así como de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

También, el mismo sábado, en el pueblo de Río Chico del estado Miranda, otros antisociales violentaron la vivienda de un policía local y, bajo amenaza de muerte hacia él y su familia, desvalijaron su casa.

Categoría: América Latina Venezuela | Claves: sucesos