AI: Aumenta la persecución a defensores de DDHH en Venezuela

El informe titulado "Defensores y defensoras de los derechos humanos bajo amenazas" documentó varios de los ataques que sufren por ejercer esa labor ambientalistas, activistas, líderes de protestas sociales, periodistas, miembros de la comunidad LGBTI y jóvenes defensores en distintos países de Sudamérica.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Londres, Reino Unido. dpa) – La persecución y los ataques contra defensores de derechos humanos han aumentado considerablemente en Venezuela, Colombia, México, Honduras y El Salvador, según un informe presentado hoy por Amnistía Internacional (AI).

El informe titulado “Defensores y defensoras de los derechos humanos bajo amenazas” documentó varios de los ataques que sufren por ejercer esa labor ambientalistas, activistas, líderes de protestas sociales, periodistas, miembros de la comunidad LGBTI y jóvenes defensores en distintos países de Sudamérica.

“Estos ataques abarcan desde amenazas, palizas e incluso desapariciones forzadas y homicidios, hasta el uso de campañas de desprestigio y del troleo para estigmatizarlos a ellos y a su labor”, señaló AI al detallar que en 2016 fueron asesinados 281 defensores, 125 más que el año anterior.

EL CRISOL DE AGRESIONES EN VENEZUELA

La organización de derechos humanos observó además un “ataque frontal de parte de los gobiernos, grupos armados, corporaciones y otros poderosos”.

Como en el caso de Venezuela, en donde “la estigmatización y las campañas de desprestigio” contra los defensores son obra de “quienes están en el poder, que hacen declaraciones que deslegitiman” y provocan “agresiones”.

“En Venezuela, quienes defienden los derechos humanos suelen sufrir ataques verbales de las autoridades. Es habitual que altos cargos critiquen a defensores en público para menoscabar su legitimidad y difundan falsos rumores sobre personas y organizaciones de la sociedad civil para desacreditarlas”, detalló.

Asimismo, Amnistía se refirió al caso de Colombia y manifestó su preocupación por el incremento en las amenazas y ataques contra defensores y defensoras “a pesar de los acuerdos de paz (con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) de 2016”.

“Los grupos paramilitares siguen operando pese a su supuesta desmovilización hace más de 10 años, y se cree que son responsables, solos o en connivencia con agentes estatales, de muchos de los ataques contra defensores y defensoras”, indicó.

MÉXICO

Sobre México, AI hizo énfasis en el incremento de troleos a través de redes sociales, especialmente en Twitter, en donde cuentas falsas son usadas para desprestigiar y amenazar con “temas que se vuelvan tendencia o campañas de difamación” a comunicadores y periodistas.

“Estas campañas de difamación afectan mucho a quienes defienden los derechos humanos y a los profesionales del periodismo, pues los obligan a ocuparse de una sucesión constante de escándalos que menoscaban su credibilidad y los distraen de los problemas que tratan de denunciar”, sostuvo AI.

El informe se refirió también al caso de la ambientalista hondureña Berta Cáceres, quien fue asesinada en marzo del año pasado aparentemente en relación con su trabajo por los derechos humanos, y denunció “las dificultades que ha tenido su familia para acceder a los expedientes y participar en la investigación”.

Para el organismo internacional es igualmente preocupante la situación que viven en El Salvador las organizaciones que trabajan por la despenalización del aborto y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres por los ataques de los cuales han sido objeto.

Finalmente, el organismo defensor llamó a los Estados a “reconocer la legitimidad de los defensores y apoyar públicamente su labor”, así como a “garantizar un entorno seguro” para ellos.