Ajuste del control de cambio “sería positivo” aunque ya no puede ser gradual

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Expertos en el área económica reiteraron que la solución a la crisis que vive el país pasa por el desmontaje del control cambiario.

Así lo enfatizaron especialistas reunidos en el foro “Desafíos Empresariales 2017: ¿Cómo sobrevivir a la crisis?”, organizado por Econométrica, según reseñó El Estímulo. Los analistas destacan que al liberarse la compra y venta de divisas en el país, mejorará igualmente el salario real de los trabajadores.

Francisco Ibarra, director de Econométrica, recalcó que debe haber un proceso de rectificación completo donde la principal acción sea eliminar el control de cambio, ya que “las condiciones están dadas pero no hay voluntad política y si es por los costos que puede generar la medida, ya hay suficientes costos debido a la inflación y escasez. No puede ser un ajuste gradual ya no hay tiempo para ello, tiene que ser a través de una política de shock”.

Henkel García, director de la firma consultora, coincide con ese planteamiento; e insiste en que “ya a estos niveles de crisis inflacionaria y desabastecimiento, eliminar el control de cambio traería beneficios significativos desde el comienzo. Sería un proceso muy distinto en comparación con desmontajes cambiarios anteriores donde sí hubo ciertos retrocesos”.

En este sentido, García explica que los precios de equilibrio ya se encuentran por debajo de los bachaqueados (comercio informal). De manera tal, que con una liberación cambiaria “muchos precios bajarían en términos generales, el impacto del desmontaje sería positivo. Por supuesto, estos ajustes deben ir acompañados de ayudas para los sectores más vulnerables. El salario real de los venezolanos podría recuperarse también de inmediato debido a la recuperación de la productividad”.

Sostiene que una vez que se ha tenido una debacle económica, “el crecimiento es tremendo. Podemos crecer 10% en los próximos dos años luego del desmontaje”.