Al menos 33 horas de persecución para abatir a “El Picure”

Todos sus vecinos hablaron bien de ellos. "Rafael era profesor de deporte y entrenaba a equipos infantiles".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La persecución que acabó con la vida del antisocial más buscado de los últimos años, duró 33 horas iniciando desde el pasado lunes a las 8:25 pm y concluyó el día martes a las 3:25 de la tarde.

Desde un trabajo del periodista Eligio Rojas del diario El Nacional, explicaron que la muerte de José Antonio Tovar Colina de 27 años de edad, se acercó cuando el lunes fue a visitar a su pareja en la calle Libertad de la urbanización Juan Ángel Bravo de El Sombrero, estado Guárico.

A CONTINUACIÓN EL TEXTO COMPLETO:

Fueron 33 horas que duró la persecución emprendida el lunes a las 8:25 pm por el Grupo de Acciones Especiales de la Guardia Nacional contra Jose Antonio Tovar Colina (27), quien cayó abatido el martes a las 3:25pm.

Ese lunes El Picure fue a visitar a su pareja (Francheska Albertina Ascanio) en la calle Libertad de la urbanización Juan Ángel Bravo de El Sombrero (Gua). Un equipo de Últimas Noticias visito el sector.

“El venía a esa casa de vez en cuando; a visitar a su hijo”, comentó una señora de la calle. “Pero dicen que tenía dos días escondido allí, acotó. “Aquí hay gente sana, trabajadora, el señor Ascanio era ganadero, su hijo técnico en refrigeración”, dijo aludiendo a Guillermo Ascanio, suegro de El Picure y sus dos hijos, quienes fallecieron durante el operativo.

Algunos vecinos aseguran que los cuatro salieron vivos de esa casa y luego las autoridades informaron que murieron durante el enfrentamiento. Yaneska Freites, hermana de Oswaldo Borges (33), quien murió también en casa de Guillermo Ascanio comentó que su hermano no tenía nada que ver con la banda de El Picure. “Era licenciado en Educación y superintendente de precios justos”, acoto.

El Picure fue a visitar a su pareja el domingo y se quedó enconchado. Ese día habían abatido a su hermano menor, alias El Junior y sabia que ahora venían por el. Por eso se atrincheró en casa de su suegro Guillermo Ascanio y los mantuvo bajo amenaza para que no dijeran nada pero a las 8:25 pm de ese lunes la urbanización fue tomada por la Guardia Nacional. De allí sostuvo una primera refriega que duró hasta la medianoche. Luego saltó siete patios hasta llegar a una casa abandonada al lado de la panadería Palma Real.

De allí trepó al patio de la familia Fernández a quienes también amenazó con liquidarlos si decían algo. “Para lo que me importa a mi catira, matarte a ese muchacho”, le dijo El Picure a la mamá de un niño parapléjico de 8 años.

“Supimos porque los funcionarios gritaban ‘estamos en victoria’ y tocaron las cornetas”, narró una vecina, pero también murieron tiroteados dos miembros de la familia Fernández: Rafael y Estani.

Todos sus vecinos hablaron bien de ellos. “Rafael era profesor de deporte y entrenaba a equipos infantiles”, refirió una vecina.

En Concha de Mango la llamada “Operación Madriguera”, prosigue para dar con los demás integrantes de banda El Picure.

Crédito: Eligio Rojas




Categoría: Venezuela | Claves: El Picure sucesos