Alfredo Jimeno, ¿la solución para Chacao o la piedra de tranca para Muchacho?

"Hay que tener más humildad en escuchar los problemas, hay que tener más humildad en escuchar incluso a las personas que lo podemos adversar en temas puntuales".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Redacción Sumarium).- A lo largo de la historia, diferencias notorias se han dado con los gobiernos venezolanos, sin embargo, desde la llegada al poder del exmandatario Hugo Chávez, el país empezó a ver una cara política y social que nunca imaginó, pero que hoy lo consume.

Crédito: Leonardo Villarino G.

La división entre los venezolanos no fue lo peor del mandato de Chávez, lo que posiblemente haga más ruido, son las reiteradas fracturas que ha sufrido la oposición que siendo “la esperanza” para los que buscan un cambio y la solución a los tantos y tantos problemas, no termina de cuajar en acuerdos que permitan alcanzar lo que llaman el “bien común”. La oposición “no da pie con bola” como dirían algunos y sigue “atacándose”, dejando al descubierto que la guerra no es solo con el Gobierno sino también con aquellos de su mismo bando que no están haciendo las cosas bien.

Es necesario “declarar la emergencia en el municipio Chacao”, soltó el dirigente político de Voluntad Popular, Alfredo Jimeno, en lo que se entendió como una ráfaga de críticas dirigidas a la autoridad del municipio, Ramón Muchacho. Jimeno, quien además es concejal de la jurisdicción, fue enfático al hablar de las dificultades por las que atraviesa Chacao y la urgencia de trabajar en prontas soluciones.

Apagones, falta de agua e incremento de la inseguridad era lo que mencionaba Jimeno en una hilera de tuits que sin duda no se alejan de lo visible: Chacao dejó de ser un municipio ejemplar.

Pero para Muchacho, esto no es más que una pretensión política y, mostrando preocupación, dijo que “hay gente que no entiende que todavía no es el momento para aspiraciones personales. Todo concejal aspira con ser alcalde, eso está bien y es legítimo, pero estamos en el momento donde no está planteado una contienda electoral…”, dijo el alcalde a Sumarium, en una clara réplica a Jimeno.

Para sorpresa de muchos y sin tabúes, Jimeno salió al paso y aseguró que la Alcaldía sería su siguiente peldaño en la escalera política, pero lo primordial en este momento es atacar el rosario de problemas que viene padeciendo el municipio por el que ha luchado “desde hace 14 años”.

“Es lamentable que el Alcalde lo vea como solo algo de aspiración o como algo político, al final aquí todos llegamos por la Unidad, todos estamos por ella con diferentes formas de pensar y con diferentes partidos”, así lo sentenció Jimeno, quien no dejó pasar el encuentro con el equipo de Sumarium para indicar que no se puede actuar como el chavismo donde “todo el que critica queda excluido”.

¿ERA EL MOMENTO PARA HACER LA CRÍTICA?

“No hay un momento perfecto, mi punto es que están pasando cosas en el municipio, esto no está bien. Previo al apagón más reciente, en la Cámara se ha acumulado un volumen de temas, hay demasiados frentes abiertos y muchos problemas sin resolver. Siempre caemos en las excusas, en justificaciones, e incluso en variables exógenas, pero no se termina de caer en las soluciones”, explicó Jimeno, al referirse sobre si fue o no apropiado, políticamente hablando, hacer críticas contra Muchacho.

El alcalde vendió en su campaña el “cero excusas”, algo que era válido totalmente y “creo que tiene razón, pero una cosa es hacerlo en campaña y otra cosa es hacerlo ya con el poder en la mano”.

EL “ERROR” DE MUCHACHO

A juicio del Concejal, en cualquier cargo y funciones del servicio público los reclamos o los llamados a estar alerta, no son ataques. “No todo el que te reclame te está atacando, y creo que ese ha sido el error del Alcalde, cuando dice, cuando uno le sube el volumen a lo que dice, o describe los problemas que estamos viviendo, no lo estamos atacando, estamos diciendo, -Alcalde- vamos a meterle el pecho a esto porque a fin de cuentas la gente nos eligió a todos”, refirió Jimeno con leve tono de preocupación.

En este sentido, manifestó que “Chacao siempre ha sido una caja de resonancia para exponer de alguna u otra forma la gestión pública… hoy debemos demostrar con la situación del país que tenemos, que somos un ejemplo de unidad nacional”.

Pero la realidad es que los comentarios de unos y otros dejan en evidencia las diferencias que, aunque no se han reconocido, ya existen entre la Cámara Municipal y la Alcaldía de Chacao, que pese a los “esfuerzos” de esta última, los problemas se van acrecentando a pasos agigantados.

Jimeno, quien también preside la Comisión de Seguridad y Servicio Público, propuso a Muchacho, según comenta, que los concejales del municipio se convirtieran en padrinos, responsables o supervisores de determinados espacios con el objetivo de buscar soluciones. “Pero no se logró”.

UN ROSARIO DE PROBLEMAS

Chacao presenta un “deterioro progresivo”. Por ello, explica Jimeno, es la necesidad de declarar la emergencia en el municipio, para que todos puedan “meterle el pecho” y trabajar porque “no todo es responsabilidad o competencia del Alcalde, pero… ¿si no es mi competencia, yo me voy a quedar de brazos cruzados?”, se cuestionó.

Yo puedo entender que hay cosas que no son atribuibles al Alcalde o a los Concejales sin embargo, el ejercicio del liderazgo es justamente agarrar todos esos problemas y liderar, agarra todos esos problemas y dale solución, protección y orden al vecino.

LAS GUARIMBAS, “OTRA EXCUSA”

Aunque algunos vecinos de Chacao e incluso sus autoridades sostienen que el deterioro que hoy se ve es “culpa” de las guarimbas que se desarrollaron en parte del municipio en el año 2014, Jimeno no comparte esta visión.

“No creo que los problemas que hoy presenta Chacao se deban a las guarimbas… eso contribuyó pero en sí, esto es la suma de muchos factores”, incluso del descuido.

“ÉL SE ALEJÓ DE LA ESENCIA DEL CHACAOENSE”

“El Alcalde se ha dedicado a realizar un ordenamiento en el tema interno y ese es su argumento más fuerte”, sostiene el Concejal, indicando a su vez que él (Muchacho) ha hecho todo un esfuerzo en el tema de RR HH y en el Software, pero le ha faltado apoyarse en el vecino.

“Desde mi punto de vista, a él le ha faltado apoyarse en el vecino, una cosa que en Chacao era religioso. Le ha faltado integrarse con el capital social del municipio que venía siendo diferenciador, le ha faltado apalancarse en las comunidades organizadas, en las asociaciones de vecinos, en los concejos comunales, en las asociaciones civiles”.

¿UNA FRACTURA TRAS LAS CRÍTICAS?

“Esto no representa una fractura para la oposición… no es un tema de taparnos las cosas, se trata de que cada quien debe hacer su trabajo… Que un funcionario público le diga a otro: ‘Vamos a trabajar juntos’, no puede ser mal visto, porque esa es la democracia”.

Jimeno aseveró, que Chacao debe volver a ser ejemplo de democracia, “tenemos que dejar los problemas políticos de un lado y pongamos de primero los problemas de los vecinos. Ya llegará el momento de las elecciones”.

APOSTANDO POR SOLUCIONES

Con un tono esperanzador, el dirigente político de oposición ratificó que la apuesta es a que reine el sentido común y se pueda llegar a la solución de cada problema para poder levantar el municipio, “ese fue el llamado”.

“Fuimos claros con el Alcalde, le llamamos a que se pusiera adelante para que lidere, para que marque el camino a la solución, pero que nos convoque, que nos invite y nos de tareas porque siempre estamos listos para trabajar”, dijo.

“Aquí todos apostamos a que Chacao mejore, sería muy miope, muy egoísta y torpe, apostar al fracaso de la gestión del alcalde porque eso va en contra del vecino y yo también cobro en negativo, porque soy parte del equipo“.

LA ADVERTENCIA…

“Hay que tener más humildad en escuchar los problemas, hay que tener más humildad en escuchar incluso a las personas que lo podemos adversar en temas puntuales y lo estamos haciendo de la manera más constructiva posible, porque eso va a redundar en beneficio para nuestros vecinos”, sentenció Jimeno en la parte alta de la sede de la Alcaldía, mientras en las afueras, un grupo de trabajadores protestaba contra Muchacho y amenazaban con radicalizar la pequeña manifestación.