“Si usted busca diálogo, aquí va a encontrar diálogo”

"Aquí no podemos seguir hasta que no liberemos a los presos políticos, ¡que sí los hay, presidente!", dijo Ramos Allup dirigiéndose a Maduro, sentado a su derecha.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Reuters

(Caracas, Venezuela. AFP).- La oposición venezolana aceptó este viernes la oferta de diálogo que hizo el presidente Nicolás Maduro al rendir cuentas de gestión por primera vez ante un parlamento de mayoría opositora.   

“Si usted propone diálogo, estoy completamente de acuerdo, pero que sea un diálogo con resultados, con medidas concretas, y que cuando ofrezcamos la paz no sea la pax romana, la paz de los sepulcros”, le dijo el jefe parlamentario Henry Ramos Allup al primer mandatario tras su rendición de cuentas.  

“Si usted busca diálogo, aquí va a encontrar diálogo (…) Podemos conseguir puntos de coincidencia para salir de esta crisis que es terrible”, insistió el legislador de 72 años, al tomar la palabra luego de que el presidente terminó su discurso, todavía en cadena nacional de radio y televisión. 

Tras aludir a la amnistía que proponen los opositores para políticos presos, Maduro los invitó a conversar sobre “cualquier tema que sea susceptible y necesario de conversar por la paz que nos exige Venezuela”. 

“Aquí no podemos seguir hasta que no liberemos a los presos políticos, ¡que sí los hay, presidente!”, dijo Ramos Allup dirigiéndose a Maduro, sentado a su derecha. 

AMNISTÍA, EL MOTIVO DEL DEBATE

Tanto el mandatario como el legislador se referían al proyecto de la oposición presentado el pasado lunes para amnistiar a unos 76 “presos políticos”, entre ellos el dirigente Leopoldo López, y miles de “perseguidos” y exiliados por su oposición al chavismo.

Maduro reiteró su rechazó a esa iniciativa, señalando que se le estaría clavando “un puñal a la paz” y no se curaría “ninguna herida creada por el error político de tratar de forzar la historia a través de la violencia”.

Ramos Allup dijo que “lo que ha debido ser una sesión normal costó mucho lograrla” porque tuvieron “muchos tropiezos después de las elecciones” del 6 de diciembre.

La asistencia del presidente al hemiciclo estuvo en duda porque la justicia había declarado el lunes en “desacato” al parlamento y anulado sus decisiones por haber juramentado a tres diputados opositores que, impugnados por el oficialismo, están suspendidos mientras son investigados por supuesto fraude electoral.