Almagro se reunirá con Rousseff para reiterarle apoyo ante crisis

Este lunes, una comisión parlamentaria decidió que existen razones jurídicas para un juicio político contra Rousseff.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Washington, EE UU. EFE).- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se reunirá este viernes con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en Brasilia para reiterarle su apoyo ante el avance de un proceso de destitución que considera sin fundamento alguno.

Almagro y Rousseff, que se conocen de la etapa del uruguayo como canciller (2010-2015), mantendrán un encuentro en el Palacio de Planalto, sede del Gobierno brasileño, para abordar el proceso en marcha contra la mandataria y otros asuntos de interés común, según explicó a Efe una fuente cercana al titular de la OEA.

“15 abril estaré en #Brasil para dialogar con @DilmaBr y reiterar apoyo a institucionalidad y respeto a Constitución”, anunció hoy Almagro en su activa cuenta de Twitter.

La semana pasada, Almagro hizo en Washington una férrea defensa de Rousseff al asegurar que “no hay ningún fundamento” para la apertura de un juicio político en su contra.

“Si hubiera una acusación bien fundada, como ha habido en otros casos en Brasil, entonces perfecto, se va por ese camino, pero hoy eso no existe, y es muy deshonesto plantearlo en estos términos”, argumentó entonces.

Esta será la postura que mañana reiterará Almagro en Brasil, en una semana clave para Rousseff, con tres sesiones en la Cámara de Diputados para definir si el proceso avanza hasta el Senado, que tendrá la última palabra sobre la apertura de un juicio político.

El abogado general del Estado brasileño, José Eduardo Cardozo, denunció hoy ante la Corte Suprema lo que ha calificado como “vicios que hieren de muerte” el proceso que puede llevar a la destitución de la presidenta.

Este lunes, una comisión parlamentaria decidió que existen razones jurídicas para un juicio político contra Rousseff, por presuntas maniobras fiscales dirigidas a maquillar los resultados del Gobierno en 2014, y fue remitido para ser sometido a voto en el pleno de la Cámara de Diputados.