El ingenio de las amas de casa para conseguir productos

La escasez ha generado preocupación en las amas de casa y en el ciudadano común del país.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

compran más caro para tener los productos. Crédito:Ana Diáz

(Caracas , Venezuela. Redacción Sumarium)– Conseguir alimentos en Venezuela se ha convertido en una total odisea para las ama de casa, sin importar su estrato social. Las madres de familias tienen que hacer largas colas para conseguir los productos de primera necesidad o buscar por otras vías, como el bachaqueo, según refirió el diario El Nacional.

“O trabajo, o hago cola”, coincidieron Aíxa Rodríguez y María Pérez vecinas de La Florida y la carretera vieja de La Guaira. ambas aseguran que es más fácil obtener los productos con los bachaqueros, pese a que venden hasta tres veces más de su precio real.

Rosana Domínguez vive en el Este de Caracas y comentó que años atrás hacía cola para comprar, pero no eran tan largas como las que se forman ahora. “La situación ha empeorado porque a los establecimientos de nuestra zona viene gente de Petare, el centro y el oeste de la ciudad: La escasez está en todas partes, dijo”.

Rodríguez argumentó que su hija hace cola los días martes en Pdval y los domingos en los operativos de Mercal, por el terminal de su número de cédula, para conseguir carne o pollo.

Esta venezola informó que el año pasado compraban la comida en diferentes comencios, iban a Guatire o Guarenas. “Las colas ahora son más largas e interminables, sin la certeza de conseguir lo que buscas por lo que acudo a proveedores al mayor, como los del mercado de Chacao, que venden mucho más caro” acotó.

Además, reveló que los proveedores están bien surtidos, pero venden a altos precios: un paquete de papel de 8 royos en 4.200 bolivares, la leche en polvo o de larga duración en paquetes de 12 en 4.500 bolívares.

Igualmente, explicó que tanto su vida como los hábitos de su familia han cambiado drásticamente.

La escasez de diferentes productos ha generado preocupación en familias venezolanas, ya que el desabastecimiento y el alto costo de los mismos genera en los ciudadanos la necesidad de obtenerlos.