Amuay, tres años de una tragedia que marcó a Venezuela

"Amuay es una tragedia que se pudo evitar. No solo es una tragedia operativa y económica, sino humana".

Publicada por: el aidamoubayedrr670am@gmail.com @Moubayed_Aida

Crédito: Sarak Mavárez / Youtube

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Era aproximadamente la 1:11 am de aquel 25 de agosto de 2012. Vecinos de la refinería de Amuay, ubicada en Punto Fijo, estado Falcón, solo escucharon un estruendo enorme, había sido una explosión en dos tanques contenedores de gas propano y butano del Complejo, una trágica situación que dejó (según datos oficiales) 47 personas sin vida, 135 heridos y unas 3.403 casas afectadas.

EL HECHO

El 24 de agosto de 2015, a las 11:50 pm, inició en el Bloque 23 de la refinería un escape masivo de gas inflamable. Los efectivos del Destacamento 44 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) recibían la alerta del peligro, pues una nube de gases se desplazaba hacia el vecino recinto. La fuga se incendió en medio del desalojo de los funcionarios, cuando intentaron poner en marcha uno de sus vehículos.

Los vecinos de la zona aún recuerdan la onda expansiva que generó el estallido. Un fuerte temblor avisó a la población sobre la explosión. Y es que quienes vivían en las adyacencias de la instalación habían pasado el día entero sin servicios públicos y no tenían conocimiento sobre lo que ocurría.

Crédito: TuKarmaTV Tu Canal / Youtube

“Pensábamos que nos íbamos a morir, realmente porque siempre se nos ha dicho por cultura que si llega a haber una explosión, explota Amuay completo y Cardón, que están conectadas las dos refinerías, que puede acabar con toda la población”, dijo Jonnybeth Molina, vecina de la refinería, al diario La Verdad.

Luego de la explosión se reestableció el servicio eléctrico. Molina pidió a sus compañeros que habitaban fuera de Falcón que le informasen sobre lo que ocurría. Las noticias llegaban vía telefónica por familiares preocupados por su estado.

“Fue allí donde comenzó a llegar la gran masa de heridos, muchos de ellos ya desnudos, venían en estado de shock, otros calcinados completamente. En camionetas los traían como en la guerra, que traen a ese poco de muertos ya calcinados en camionetas”, recordó Lisbeth Yrausquín, enfermera del hospital Dr. Rafael Calles Sierra.

SABOTAJE

El entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, decretó tres días de duelo nacional por todas las personas fallecidas en este siniestro y el domingo 26 de agosto se presentó en el edificio administrativo de la refinería de Amuay.

El vicepresidente de Pdvsa y viceministro de Petróleo y Minas para ese año, Eulogio del Pino, señaló en una entrevista de la estatal televisora VTV que no descartaba la tesis de sabotaje como causa de la explosión.

PDVSA “SE LAVÓ LAS MANOS”

A tres años de lo ocurrido, la dirigente opositora María Corina Machado recuerda el hecho, y dijo que no descansará hasta que se haga justicia con las víctimas. “No olvidaremos a las víctimas, exigiremos justicia hasta que se cumpla. Pdvsa se lavó las manos y tres años después ni siquiera ha presentado un informe sobre la tragedia”.

Machado indicó que lo único que ha hecho el gobierno venezolano es acusar de sabotaje a quienes denunciaron en su momento la verdad. “Amuay es una tragedia que se pudo evitar. No solo es una tragedia operativa y económica, sino humana”.

SECUELAS

Hoy, cuando se cumplen tres años, la refinería opera por debajo de 60% de su capacidad, señala La Verdad. Las repercusiones del accidente persisten: de 654.000 barriles que puede procesar, hace cuatro días se reportó la existencia de 450.000 barriles. Pero, esta es una cifra optimista para el promedio que desde agosto de 2012 se maneja.

Sin embargo, la misma Pdvsa indicó hoy en su cuenta de Twitter que “en Paraguaná Pdvsa refina hidrocarburos con tecnología y calidad, para cubrir 75% de la demanda nacional”.

Además, se indicó en una nota de prensa que una instalación de la estatal petrolera en la refinería, cuenta con cinco muelles destinados a atender simultáneamente a siete barcos y un muelle, para el manejo del combustible sólido, ligero y poroso. “El Centro de Refinación Paraguaná abastece de combustible al país con eficiencia y compromiso”.

Resulta perturbador recordar el hecho. “Después de eso, es imposible decir que vivimos tranquilos. Decir que la gente vive tranquila después de eso, no. Que el colegio que está cerca de allí opera igual después de eso, no. Porque quedamos con los nervios de punta. Las secuelas psicológicas son irreparables, ni el Estado ni nadie podrá reparar el daño psicológico que tiene la población”, concluyó Jonnybeth Molina.

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters

Crédito: EFE

Crédito: EFE

Crédito: EFE

Crédito: EFE

Categoría: Venezuela | Claves: Refinería de Amuay