AN ratifica sus atribuciones y aprueba acuerdo en rechazo a la sentencia del TSJ

"Es una sentencia inválida, inexistente, no vinculante", dijo el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, durante su intervención en el pleno de la Cámara.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Diputado Omar Barboza. Crédito: Prensa UNT

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), de mayoría opositora, aprobó hoy un acuerdo en rechazo a la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de ese país que prevé “límites democráticos” a la tarea fiscalizadora de la Cámara.

“Es una sentencia inválida, inexistente, no vinculante“, dijo el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, durante su intervención en el pleno de la Cámara.

El titular del poder Legislativo reiteró que la sentencia del Supremo “no existe”, ya que, aseguró, “viola su propio reglamento”.

Lea también: TSJ amplía la lucha de poderes en Venezuela al limitar las funciones de la AN

“El tribunal cree que va resolver los problemas con sentencias de carácter político, neutralizando a un poder que no controla. Lo que tiene que neutralizar es el hambre, es la miseria, es la inseguridad”, expresó.

El diputado opositor Omar Barboza señaló que el Supremo “le quiere negar al pueblo venezolano el derecho de tener un poder Legislativo independiente y desconoce la voluntad popular”.

TSJ “ENMENDÓ LA CONSTITUCIÓN”

“La Sala (Constitucional del TSJ) no se limitó a interpretar, sino que fue más allá, legisló y enmendó la Constitución para restar poderes a la Asamblea Nacional”, apuntó.

Barboza pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA) que aplique la carta democrática en Venezuela ante la “violación del mandato popular”.

Lea también: AN pedirá que se aplique la Carta Democrática Interamericana

Por su parte, el también parlamentario de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Américo De Grazia calificó al TSJ como “un tribunal de inquisición por parte de la bancada madurista“.

“¿Qué pretende el régimen con esto que hicieron en el ‘tribunal de la inquisición’? No es la inquisición a la MUD, ni es la inquisición a la AN, es la inquisición al soberano, a la voluntad del pueblo venezolano que se expresó a través de los votos”, aseguró De Grazia.

El acuerdo propuesto y aprobado establece:

Primero: Rechazar categóricamente la sentencia N° 9, del 1 de marzo de 2016, de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia

Segundo: Ratificar sus atribuciones constitucionales de control e investigación, así como su facultad para la iniciativa legislativa en todas las materias previstas en el artículo 187, numeral 1, de la Constitución;

Tercero: Solicitar que se activen los mecanismos internacionales de garantía de la democracia y de la institucionalidad parlamentaria, ante el intento de socavamiento de las atribuciones constitucionales de la Asamblea Nacional;

Cuarto: Denunciar ante la Organización de Estados Americanos la situación descrita y solicitar que se considere la aplicación del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana, al haberse cometido una alteración del orden constitucional que afecta gravemente a la democracia, por lo cual se insta al Secretario General de la Organización de los Estados Americanos a hacer uso de las atribuciones que le otorga la mencionada disposición.

Quinto: Requerir la actuación de la Unión Interparlamentaria mundial, ante el pretendido menoscabo de facultades fundamentales de los parlamentos en una democracia.

Sexto: Solidarizarse con los funcionarios del Tribunal Supremo de Justicia que están en desacuerdo con las sentencias contrarias al Estado de Derecho emanadas de ese Tribunal y que trabajan con buena fe en el apoyo a las funciones jurisdiccionales.

Séptimo: Exhortar al pueblo venezolano a que se mantenga alerta y activo de manera democrática y pacífica, para exigir el respeto a la soberanía popular expresada el pasado 6 de diciembre de 2015.

Octavo: Remitir copia del presente Acuerdo a la Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, al Presidente de la República, a los titulares de los órganos del Poder Ciudadano y a la Presidenta del Consejo Nacional Electoral.

Noveno: Dar publicidad al presente Acuerdo.

La bancada chavista, a la que le fue negada una propuesta de alteración del orden del día, se abstuvo de participar en el debate.

El oficialista Pedro Carreño dijo a los periodistas fuera de la Cámara que cada vez que la AN “se salga del camino de la legalidad” activarán “los mecanismos constitucionales” y acudirán al TSJ para plantear un conflicto de competencia o para solicitar una “interpretación de la Constitución”.

La sentencia del Supremo, anunciada el pasado martes, se produce cuando la oposición ha citado a diversas autoridades ante el Parlamento y anunciado que buscará adelantar el fin del mandato de Maduro a través de vías distintas a un referendo revocatorio, la única vía a la que el Gobierno reconoce validez.