Angustia y depresión, lo que sufren los venezolanos por la escasez

"Los venezolanos viven un alto nivel de frustración, que es un instigador de las conductas violentas".

Angustia y depresión, lo que sufren los venezolanos por la escasezLuis Madrid Peroza, coordinador del comité de Trastornos Afectivos de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, expone que la crisis, que describe como “una sensación de foso sin fondo”, genera angustia. Crédito: Fernando Llano / AP Images
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

La escasez que agobia a los venezolanos desde hace más de un año se acentúa en el interior del país. Crédito: AFP / Youtube

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Escasez de medicinas, repuestos, artículos alimenticios, colas para adquirir productos de primera necesidad por terminal de cédula, la inflación más alta del mundo, el incremento de la inseguridad, y pare usted de contar. Este es el día a día de los venezolanos.

La falta de garantías para abastecer las necesidades básicas son un caldo de cultivo para la aparición de la angustia, la depresión y la ansiedad, o es por lo menos el consenso al que han llegado los psicólogos y psiquiatras, según una nota de El Nacional.

“Una de las razones psicosociales que favorece la violencia es la necesidad de supervivencia. Los venezolanos viven un alto nivel de frustración, que es un instigador de las conductas violentas. Las personas están ocupadas en obtener los recursos para satisfacer las necesidades primarias, tratando de sobrevivir y eso le quita tiempo para atender sus niveles de ansiedad”, destaca Gilberto Aldana, presidente de la Sociedad Venezolana de Psicología de la Salud.

Luis Madrid Peroza, coordinador del comité de Trastornos Afectivos de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, expone que la crisis, que describe como “una sensación de foso sin fondo”, genera angustia, estrés, desesperación y desesperanza, pues las personas perciben que no hay avances pese a los esfuerzos.

“No se está garantizando la más mínima condición humana. La desesperación puede conducir a los saqueos, que reflejan la pérdida del control porque la gente se desespera. Además, se está tomando la justicia por propia mano, por la incapacidad de las autoridades de contener a los delincuentes, no hay confianza. Eso puede llevar a una pérdida de control social total”, alerta por su parte Robert Lespinasse, ex presidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría.

El psicólogo clínico Gilberto Aldana destaca que la situación nacional limita a la población en la búsqueda de ayuda especializada. Algunas personas pueden pagar una consulta con un especialista. Otros disminuyeron la frecuencia de sus controles. Los que no tiene dinero no van a especialistas y están a merced de sus emociones primarias. Un cuarto grupo va a los especialistas, son medicados, pero no consiguen los fármacos para tratarse.

Categoría: Venezuela