Ante la crisis, padres hacen los disfraces de los más pequeños en Carnaval

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) En estos carnavales la mayoría de los padres han tenido que optar por crear los disfraces de sus hijos, con un poco de creatividad. Esto a consecuencia de la crisis económica por la que pasa Venezuela, donde lo primordial es la comida.

Sandra Parra madre venezolana, tuvo que utilizar un pliego de papel crepé y dos láminas de cartón para crear un cintillo de pétalos, para su hija de seis años, quien simuló ser una flor.

La pequeña lució su cintillo en la Escuela Básica Estadal Dr. Ramón Reinoso Núñez, donde celebraron el carnaval, sin tener que utilizar un costoso disfraz.

“Fue divertido porque ella misma me ayudó a hacer su disfraz y se divirtió en el proceso”, expresó Parra.

Michael Albornoz, disfrazó a su pequeño hijo de príncipe, para la fiesta de la Unidad Educativa Arturo Michelena. ”Él está en tercer grado y lo escogieron príncipe del colegio”, comentó la madre.

Michael, días antes ayudó a una amiga a disfrazar de coquito, a su hijo de 10 meses. Explicó que “compré elástica y con retazos de tela roja y negra lo hice. Es cuestión de creatividad de la persona. El objetivo es motivarlos y mantener viva esa cultura”.

PARA TODO BOLSILLO

En varias tiendas de centros comerciales, ha pesar de que están repletas de disfraces se percibe la ausencia de los compradores, esto debido a los altos costos que oscilan entre 450 mil bolívares hasta un millón de bolívares. Sin embargo, algunas madres optan por comprarlos.

En el Centro Comercial Ciudad Chinita, los disfraces van desde los 450 mil bolívares hasta un millón quinientos mil.

El disfraz de princesa con capa blanca, con su vestido rosado cuesta 450 mil bolívares. El de Reina de Casino, hecho con tela negra y con cartas de naipe, sale en 950 mil bolívares. El disfraz de princesa Elsa, oscila entre los 850 mil bolívares.

En otra de las tiendas, un disfraz del personaje del Capitán América de talla dos sale en Bs. 850.000, el de Hombre Araña 850 mil y el de Iro Man 650 mil. El disfraz de Bella, vale un millón 500.

Noriennys Yedra, madre de un niño de 4 años, observaba todos los precios. “Siempre hacemos lo posible por comprarle su disfraz”, comentó.

Las ventas han decaído este año

Según declaraciones de algunos vendedores, explicaron que las ventas de este año han sido muy bajas en comparación del año pasado. Ya los padres no recurren a comprar los disfraces sino que los crean por sí mismos, para así ahorrarse el dinero.

El Callejón de los Pobres no luce lleno de compradores como en otros años atrás. Los disfraces de Mujer Maravilla, Minnie y Campanita cuestan 800 mil bolívares y uno de reina con su capa y corona, sale en un millón de bolívares.

“Esta semana he vendido 50 disfraces, mientras que el año pasado vendía hasta 25 por día”, indicó Hermógenes Toledo, comerciante que trabaja en el lugar desde hace 35 años.

Debido a la inflación por la que pasa el país, los venezolanos se las ingeniaron para continuar con la tradición de celebrar el carnaval, reseñó Versión Final.




Categoría: Venezuela