Aparecen imágenes inéditas de la hija de Pablo Escobar

La foto que apareció en Internet y que la muestra con su mamá y su hermano es la primera imagen de cómo es hoy aquella niña a la que el capo adoraba.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: las2orillas.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– Durante varias décadas, la niña consentida del capo, Pablo Escobar, fue toda una incógnita. Pero este fin de semana, gracias a la difusión de unas fotografías en las que se aprecia cómo es ahora, a sus 31 años, terminó el misterio.

De acuerdo con el diario Semana, las imágenes han sido reveladas por varios portales, entre ellos las2orillas, que hizo un completo recuento de la vida de la joven.

La foto que apareció en Internet y que la muestra con su mamá y su hermano es la primera imagen de cómo es hoy aquella niña a la que el capo adoraba.

La muerte del capo hizo que la familia Escobar Henao se fuera del país. Se sabe que cuando llegaron a Argentina ella tomó el nombre de Juana Manuela Marroquín Santos y su hermano, Juan Pablo, el de Sebastián.

La familia tuvo una vida tranquila en ese país gracias al anonimato. Ambos niños entraron a estudiar a un colegio en Buenos Aires en el que hicieron amigos y tuvieron una vida relativamente normal, muy lejana a su pasado. 

Según cuenta un reportaje del diario El Tiempo de la época, Manuela tenía tanto talento para cantar, que Piero, quien en ese momento era el secretario de Cultura de Buenos Aires, intentó que participara en un coro que él dirigía. Sin embargo, cuando en 1999 se hizo público que los hermanos Marroquín eran verdaderamente los hijos del capo Pablo Escobar, ese sueño se derrumbó.

A su mamá y a su hermano los enviaron a la cárcel. A ella, por ser menor de edad, no le pasó nada, pero por ese episodio, se dice que Manuela no quiso salir a la calle ni volver al colegio.

LA NIÑA CONSENTIDA DE ‘EL CAPO’

Crédito: las2orillas.

En una entrevista a la revista Don Juan, su hermano cuenta que era tanto el amor de Pablo por la niña, que una vez quemó dos millones de dólares para evitar que ella muriera.

“En una oportunidad se hallaban ‘encaletados’ en una casa-quinta en una de las montañas que rodean a Medellín y la zona terminó acordonada por la Policía. No tenían provisiones y el frío les estaba haciendo mella. En la madrugada la hipotermia comenzó a hacer estragos en Manuela. En la casa lo único que había eran dos costales con dos millones de dólares y Escobar decidió hacer una hoguera con ellos para evitar que se congelara”, dice la publicación.

Manuela también adoraba al ‘patrón’. Durante mucho tiempo se dijo que en Argentina dormía con la camisa que tenía Escobar el día que lo mataron y que guardaba con recelo un pedazo de su barba bajo la almohada. Se rumora, además, que la confusión que le produjo enterarse de todo lo que hizo su padre la llevó a una profunda depresión que desembocó en un intento de suicidio.

Categoría: Mundo | Claves: Pablo Escobar