Apatía electoral podría truncar el futuro de una “favorita” oposición

Las primarias de bajo perfil son principalmente una muestra de movilización contra el presidente Nicolás Maduro

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Reuters).- De cara a las elecciones paralamentarias, que se celebrarán en Venezuela este año, la oposición de ese país realiza primarias, como una de sus mejores oportunidades en más de una década para recuperar la Asamblea Nacional (AN), justo en el momento de más baja popularidad del gobernante Partido Socialista.

Los candidatos del Gobierno podrían afrontar un revés en esas elecciones debido a que Venezuela atraviesa una recesión, la inflación anual posiblemente se encamina a tres dígitos, los bienes básicos como leche o medicinas son escasos y las tasas de delincuencia se han disparado.

Pero la fragmentada coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha tenido problemas para articular propuestas de políticas y desprenderse de su imagen de elitista, así que las primarias de bajo perfil son principalmente una muestra de movilización contra el presidente Nicolás Maduro.

VENEZUELA, “UN PAÍS LOCO”

Venezuela se ha convertido en un “país loco”, dijo la fisioterapeuta y partidaria de la oposición Roxany Rodríguez, de 23 años, después de pasar una hora en línea y gastar cerca de un 8 por ciento de su sueldo mensual en una decena de productos básicos en una farmacia.

Rodríguez, quien recién se enteró de las primarias el viernes, no ha sido inspirada por los candidatos de la oposición. “Deberían proponer algo nuevo. Estoy muy desanimada”, declaró, aunque de igual forma votaría.

Además de convencer a votantes como Rodríguez, la coalición debe atraer a partidarios desilusionados con el Gobierno del heredero político del fallecido Hugo Chávez, el presidente Nicolás Maduro. También deberá enfrentar una enorme máquina de propaganda estatal y superar una geografía de distritos electorales que parece ayudar a los socialistas.

Aunque la elección legislativa se realizará en el cuarto trimestre, aún no se ha fijado una fecha exacta, lo que ha fomentado las sospechas de la oposición de posibles prácticas desleales.

UNA OPOSICIÓN “FAVORITA”

Sondeos muestran que la oposición es la favorita para ganar una mayoría en la Asamblea, aunque el partido gobernante ha triunfado en las elecciones durante los últimos 16 años, fortalecido por populares programas sociales.

Aunque las instituciones están llenas de “chavistas” y Maduro actualmente gobierna por decreto, un parlamento controlado por la oposición podría dar impulso a un referendo el próximo año para revocar el mandato del líder, cuya popularidad se ha desplomado desde la elección del 2013, junto con el precio del petróleo.

Venezuela depende de las exportaciones de crudo para un 96 por ciento de sus ingresos en efectivo y si bien los precios del petróleo se han recuperado desde los mínimos que alcanzaron en enero, su desvalorización ha golpeado duro a la economía.

SITUACIÓN INTERNA DE LA MUD

El voto es nuestra arma frente a esta crisis“, destacó Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD.

Algunos partidarios de la oposición se quejan de que la propia coalición es poco democrática al seleccionar a muchos de los candidatos fuera de las primarias, que sólo decidirán 42 postulaciones.

Entre los candidatos que compiten el domingo hay políticos veteranos, un reconocido economista, un líder sindical de PDVSA que acusa a la petrolera estatal de corrupción y un ex alcalde encarcelado por supuestamente fomentar violentas protestas callejeras el año pasado.

A pesar de que parecen tener grandes posibilidades, hay poco entusiasmo entre las bases opositoras.

“Lo que hace la oposición es puro pelear”, dijo Magaly González, de 57 años, a quien no le gusta el Gobierno de Maduro pero no planea participar en las primarias. “Ninguno de los dos está haciendo nada bien”, sentenció.