Argentina: la Carta Democrática no es la solución a ningún problema

Macri fue un fervoroso crítico, cuando era opositor, a la alianza estratégica y sintonía ideológica entre su antecesora Cristina Fernández, primero con Hugo Chávez y luego con el actual mandatario Nicolás Maduro.

Publicada por: el lectoressumarium@gmail.com

(Buenos Aires. AFP) – Un alto funcionario del gobierno de Mauricio Macri negó el viernes que Argentina le haya restado el apoyo a la oposición venezolana por no apoyar la aplicación de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos y sostuvo que si hubiera prevalecido esa moción la crisis política en ese país se habría agravado.

“Acompañamos con mucha preocupación y mucha angustia el difícil momento que están viviendo los venezolanos y en particular aquellos que no comulgan con el gobierno de Venezuela”, dijo el jefe de gabinete de ministros, Marcos Peña, en un encuentro con un grupo de medios extranjeros.

“La cláusula democrática tampoco es la solución a ningún problema. Está claro que el gobierno actual de Venezuela también puede usar cualquiera de esos mecanismos como una forma de abroquelarse internamente ante la injerencia externa”, explicó el funcionario. “Consideramos que en este momento nuestro mayor aporte a nivel regional, y en eso coincidimos todos los países de la región, es en promover un camino de diálogo para que los venezolanos puedan encontrar una solución a esta crisis política”.

Algunos sectores de la oposición consideraron una traición la decisión del gobierno de Macri de no apoyar la activación de la Carta Democrática de la OEA contra Venezuela.

“Dio pena la posición argentina en la sesión de la OEA. Creíamos otra cosa después de las declaraciones sobre Venezuela de Macri recién electo. Cristina (Kirchner) al menos no era hipócrita”, disparó Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional, en su cuenta de Twitter.

Macri fue un fervoroso crítico, cuando era opositor, a la alianza estratégica y sintonía ideológica entre su antecesora Cristina Fernández, primero con Hugo Chávez y luego con el actual mandatario Nicolás Maduro.

“No hubo ningún giro en la política de la Argentina con respecto a este tema”, dijo Peña, quien rechazó de plano la versión de que el gobierno argentino había moderado su posición crítica a cambio de que Venezuela apoyara la candidatura de la canciller Susana Malcorra a la secretaría general de Naciones Unidas (ONU).

“Esa visión es falsa, nosotros no cambiamos nuestra mirada sobre el gobierno de Venezuela. Nos pueden acusar de cualquier cosa menos de haber sido una fuerza política que haya apoyado al gobierno de Venezuela”, respondió el ministro.

Agregó que el gobierno mantiene “permanente comunicación” con la oposición venezolana.

Peña, además, puso en duda la próxima cumbre del Mercosur de julio en Caracas, durante la cual Venezuela debería asumir la presidencia pro-témpore del bloque regional.

“Es un momento sumamente complejo para predecir lo que va a pasar de acá a un mes y medio…Hay que ir viendo día por día cómo evoluciona la situación”, indicó el jefe de ministros.

Peña rechazó versiones periodísticas sobre un supuesto acuerdo entre Argentina y Brasil, su principal socio comercial, para evitar que Venezuela asuma la presidencia del Mercosur, pero recordó que “Venezuela prácticamente no ha ratificado casi ninguno de los acuerdos del Mercosur…es un problema que el Mercosur deberá afrontar. Varios de los países miembros han planteado que es una situación a observar”.