Argentina niega devaluación del peso pese a presión de mercado negro

"Se está buscando que haya motivaciones de devaluación, que no va a suceder", sostuvo hoy el jefe de Gabinete del Gobierno argentino.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Buenos Aires, Argentina. EFE) – El Gobierno argentino atribuyó hoy la escalada del precio del dólar en el mercado negro de divisas a motivos “especulativos” y negó que vaya a haber una devaluación del peso argentino.

“Se está buscando que haya motivaciones de devaluación, que no va a suceder”, sostuvo hoy el jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Aníbal Fernández, durante su contacto diario con los medios.

El precio del denominado “dólar blue” aumentó este martes 55 centavos, el mayor salto registrado en los últimos tiempos.

La subida fue atribuida por analistas locales a una mayor demanda de divisas en la presente temporada vacacional de invierno por parte de turistas que viajan al exterior y a un clima de incertidumbre económica previo a las elecciones primarias que se celebraran el 9 de agosto con vistas a definir los candidatos de las presidenciales del 25 de octubre.

En el mercado ilegal, el dólar se vendió a 15,09 pesos, según detallaron medios locales, mientras que en la plaza formal la divisa estadounidense cerró a 9,16 pesos para la venta.

“Cualquiera de las acciones que se quieran hacer respecto de querer modificar la situación económica previa a las elecciones no va a suceder. No vamos a volvernos locos a esta altura del partido por este tipo de especulaciones que lo que buscan son intereses secundarios”, dijo Aníbal Fernández.

El funcionario afirmó que el mercado negro de divisas es muy pequeño y que se está “incentivando desde afuera”.

“El hombre y la mujer común deben saber que no va a haber ningún tipo de devaluación, que los que están jugando con este tipo de acciones lo que hacen es pretender provocar el pánico, la preocupación, cosa que no existe de ninguna manera”, recalcó.

El mercado de divisas informal floreció en Argentina tras la creación del llamado “cepo cambiario” a finales de 2011, que estableció restricciones a la compra de dólares en bancos y casas de cambio.