Arria insta a Zapatero a negociar con los “verdaderos dueños del poder”

"Hable con los militares y algunos de los jefes de pandilla que son quienes tiene el poder en Venezuela, y no con quienes no tienen fuerza ni nada que ofrecer".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Redacción Sumarium) – El exembajador de Venezuela ante la ONU, Diego Arria, exhortó este jueves al expresidente del gobierno español José Rodríguez Zapatero a conversar “con los verdaderos dueños del poder” en Venezuela y no con el presidente Nicolás Maduro.

A su juicio, los militares y “algunos de los jefes de pandilla” son quienes tiene el poder en el país caribeño. Con ellos -asegura- habría una oportunidad clara de negociación.

“Convoque usted al equipo titular de Venezuela: el Min. Padrino, el Gral. Reverol, Diosdado Cabello, el Gob. de Aragua, Bernal por parte de los colectivos y un par de Generales más. Estos son realmente los que detentan el poder en Venezuela y le darán una idea qué lo que hay que negociar”, sostuvo.

A continuación su planteamiento íntegro:

Crédito: Diego Arria / YouTube.

Me dirijo a usted presidente Rodríguez Zapatero por su selección como facilitador de este proceso en Venezuela. Evidentemente, usted conoce que en cualquier conflicto, nacional o internacional, los mediadores son escogidos por ambas partes. En nuestro caso, usted ha sido escogido, junto con los otros dos ex presidentes, por el mismo régimen que victimiza y atropella los derechos de los venezolanos.

Yo imaginaba que eso habría sido más que suficiente para hacerlo renunciar a un acto que en el futuro podría ligarlo como cómplice de un régimen calificado internacionalmente como un narco estado cleptocrático y, recientemente, condenado por el sistema interamericano, que es la cúpula política de la región.

Usted mismo aseguraba, hace un par de días, que se sentía “casi como venezolano”; si usted pasara un día o dos como un venezolano cualquiera, en colas para medio comer, en hospitales sin medicinas ni medios para tratarse, azotado por la delincuencia, recorriendo todas las farmacias sin poder encontrar medicamentos. Estoy seguro que solo así podría sentirse casi como un venezolano.

Señor presidente, usted lleva días instando a las partes a negociar, y yo le pregunto: ¿Qué podemos dar los venezolanos demócratas en una negociación?, especialmente cuando lo que estamos pidiendo es el cumplimiento de los derechos que están plasmados en la Constitución; el primero de ellos planteado es el Revocatorio. De la misma forma, la libertad de los presos político es una cosa elemental en toda democracia.

A quien cada día escuchamos repetir que no permitirá el Referendo Revocatorio es al gobierno. Por estas razones, nosotros los demócratas no tenemos nada que dar en una negociación, o si no, cuénteme usted ¿qué podemos dar?: ¿que vamos a renunciar al revocatorio?, ¿o vamos a renunciar a que no liberen a los presos políticos?, ¿o que vamos a renunciar al informe que hizo el Secretario General Almagro?

Con quienes ciertamente usted sí podría negociar; ya no sería con los maduros, hermanitos Rodríguez. Converse mejor con los verdaderos dueños del poder, que a estas alturas ya debe estar muy claro para usted, son los militares. Hecho confirmado recientemente por el jefe del Estado, el Sr. Maduro, ratificando como verdadero jefe del Estado al Ministro de la Defensa, el General Padrino.

Allí sí habría una oportunidad clara de negociación, pues estaríamos nosotros cediendo en virtud de cómo se comporten estos militares.

Ante esta situación a usted se le abre una puerta real de negociación; convoque usted al equipo titular de Venezuela: el Min. Padrino, el Gral. Reverol, Diosdado Cabello, el Gob. de Aragua, Bernal por parte de los colectivos y un par de Generales más. Estos son realmente los que detentan el poder en Venezuela y le darán una idea qué lo que hay que negociar.

Los militares son quienes finalmente están en capacidad de negociar, pues podrían pedir una disminución de condena para alguno de sus generales, o que no los persiga el sistema judicial internacional. Son cosas que se pueden negociar, al igual que lo hace la justicia norteamericana cuando los culpables confiesan, tal y como está ocurriendo con los sobrinos de la esposa de Maduro, los narco sobrinos.

Allí sí habría una oportunidad clara de negociación, pues estaríamos nosotros cediendo en virtud de cómo se comporten estos militares.

Le repito hable con los militares y algunos de los jefes de pandilla que son quienes tiene el poder en Venezuela, y no con quienes no tienen fuerza ni nada que ofrecer.