Así cobraba rescate secuestrador de El Cementerio

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Francisco Javier Velázquez Azuaje (40), conocido como “El Chino Canache”, era uno de los miembros de la banda delictiva de “El Buñuelo”, dedicado a resguardar el armamento con el cual secuestraban personas en diversas zonas del Distrito Capital y el estado Miranda, además de encargarse del cobro de las altas sumas de dólares por la liberación de las víctimas.

Este sujeto resultó abatido el pasado 24 de diciembre tras enfrentarse a las comisiones de la PNB, en el sector 1ero de Mayo de El Cementerio en Caracas, cuando descendía de un vehículo marca Toyota junto a cuatro delincuentes más, quienes al percatarse de la presencia policial, emprendieron la huida e ingresaron a una vivienda de sector desde donde enfrentaron a este cuerpo de seguridad ciudadana.

Lea también: Rescatan a dos personas secuestradas en el Cementerio

A Velázquez Azuaje se le incautó un revolver, calibre 38 milímetros, además el vehículo en el que se transportaba solicitado por robo.

Este sujeto además está involucrado en el ataque a la sede de la Estación Policial de San Agustín de la PNB, donde fallecieron los funcionarios Oficial Jefe César Sánchez y el Oficial Agregado Zaid Peña, mientras que otros tres uniformados resultaron heridos.

En el procedimiento de la PNB fueron liberados con vida a dos secuestrados de 30 y 42 años.

Asimismo, fue capturado otro delincuente involucrado identificado como José Javier González Sanoja (27), alias “El Javielito”.

RESCATE

Francisco Velázquez era el encargado de contactar a los familiares para el cobro del rescate. Los secuestradores son los responsables en su mayoría de los raptos de personas y robos de vehículos, ejecutados en Caracas, Los Valles del Tuy y Los Teques, siendo la zonas: Los Sin Techos, Los Mangos y 1ero. de Mayo, los lugares donde mantenían bajo amenaza de muerte a sus víctimas, refiere una nota de prensa del Mpprij.

Las pesquisas señalan que alias “El Compota” de 17 años de edad, responsable de dar muerte a la Oficial Kendy Urrea, era aliado de organización criminal de “El Bueñuelo”, encargada además de secuestrar a familiares de militares, policías y comerciantes.

En sus modus operandis, utilizan mujeres para dar con sus víctimas, ya sea para lograr sacar a hombres de locales nocturnos, solicitar ayuda para la reparación de vehículos o apoyo por encontrase accidentadas, entre otros.

Los cuerpos de seguridad están tras la pista del líder de esta banda, Claudio Giménez, apodado “El Buñuelo”.

Categoría: Venezuela | Claves: sucesos