Así extorsionan los reos de Tocuyito a sus víctimas

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La extorsión es uno de los delitos que, a pesar de ya estar detenidos, se siguen cometiendo desde los recintos penitenciarios en Venezuela. Y el penal de Tocuyito no es la excepción.

Lea también: Banesco denuncia agencia “ilegal” en la cárcel de Tocuyito: “Usurpan el nombre”

En el diario El Carabobeño se publica la historia de Luis Lizarraga (nombre ficticio para mantener su verdadera identidad) en la que cuenta como hace cinco meses y medio fue extorsionado por el propio pran de esta cárcel.

La víctima tuvo que descapitalizar su negocio para poder reunir la cantidad de un millón 500 mil bolívares en efectivo para recuperar su camioneta que había sido robada por dos encapuchados cuando intentaba subirse a ella en un estacionamiento público en Puerto Cabello.

“Pasó la mañana y parte de la tarde de dos días seguidos en varios bancos para poder reunir un millón 500 mil bolívares en efectivo, y depositárselo a un desconocido. Él, un hombre impaciente, que evade cualquier tipo de trámite, colas y espera, lo hizo siguiendo órdenes que le daba una voz masculina y desafiante, con la que negociaba la entrega de la camioneta. No supo hasta hace poco que sus conversaciones eran con el pran de Tocuyito”, reseña el texto.

El hombre recuerda con detalle cada una de las palabras que le decían cada vez que lo llamaban, a pesar de ser siempre de números distintos.

“Tenemos tu camioneta, si la quiere recuperar ve buscando bastante billete”, fue lo primero que le dijeron a menos de un par de horas del atraco.

A pesar de que su familia y sus amigos más cercanos le insistieron que no accediera al chantaje y que dejara que las autoridades policiales se encargaran. Lizarraga no los escuchó.

“Me pidieron 850 mil bolívares esa madrugada, como a las 3:00 a.m. Después me llamaron a las 9:00 a.m. para decirme que si no los tenía antes de mediodía la tarifa aumentaría”: Y así fue. Aumentó a un millón de bolívares, al final de la tarde le sumaron 300 mil, mientras a la mañana siguiente el monto fijado ya había llegado a un millón 500 mil.

Cuando tuvo todo el dinero en sus manos esperó la llamada en la que le dijeron cómo sería la entrega: “Deposita la plata a la cuenta que te voy a dictar”, pero el detalle que no podrá olvidar Luis era el nombre del titular: Omar Pereira. Uno de los que aparece en las fotos publicadas de la “entidad bancaria ilegal” de Banesco que funciona dentro del Internado Judicial Carabobo, conocido como Tocuyito.

“Siempre me hablaban amenazándome, pero suponía que era normal en esas personas que se dedican a robar y extorsionar”, contó el hombre al entender todo lo que había sucedido y la relación entre Pereira y el penal.

Tras depositar el dinero en un agencia de la banca privada, tuvo que esperar hasta la noche que repicara el teléfono: “Te portaste bien. Ahora corre a la avenida Las Ferias en Valencia. Ahí está tu nave, apúrate antes que se la lleve otro” y luego de recorrer varias cuadras en el lugar que le indicaron, consiguieron el vehículo.

Vale recordar que la periodista Alexandra Belandia publicó en su cuenta en Twitter una fotografía en la que se pueden apreciar el número de cuenta a través de las cuales se hacen las transacciones y no solo de estos hechos delictivos, sino de negocios en los que otros reos se benefician al obtener efectivo, con el descuento de una comisión, luego que alguien le haya transferido o depositado en algunas de las cuentas de Omar Pereira.




Categoría: Venezuela | Claves: Cárcel de Tocuyito