Así recuerdan a las víctimas del “Monstruo de Santa Rosa”

"Nosotros no somos asesinos solo queremos que se haga justicia"

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) Manuel Alejandro Espinoza Roa de 27 años apodado el “Monstruo de Santa Rosa”, aún no ha sido capturado por las autoridades a pesar del que el homicidio de Greily Carolina Ortega, alias la “Greña” y sus tres hijos lleva 13 días saliendo en la presa regional.

Elisabeth Barrios, maestra del colegio Batalla de Carabobo, donde estudiaba Manuel José Hernández Ortega de 5 años, pidió a las autoridades que el asesinato no quede impune y recordó que el niño era tranquilo y tímido, no compartía mucho con sus compañero. “Si nos iba a pedir algo a las maestras, lo decía al oído”.

En cuanto a la madre, la maestra mencionó que Greily era quien siempre llevaba y buscaba a los pequeños en el colegio y que no asistían mucho. “Manuel nunca se quería separar de su madre. Cada vez que lo dejaba en la escuela se quedaba llorando y nosotras lo consolábamos. También era muy apegado a su padre biológico. Ese niño era un ángel y muy aplicado con sus tareas”, según el diario La Verdad.

Ya comenzaron las clases y el colegio Batalla de Carabobo y Batalla de Boyacá recuerdan con tristeza a los niños que murieron en aquel asesinato. “Eso que le hicieron a esos niños ha sido una atrocidad y nos duele, porque los tres eran inteligentes y amigables”, expresó Ángela Urdaneta, vecina de los ultimados.

Urdaneta mencionó que los ninos, Yesbely y Miguel esperaban el inicio de clases con mucha alegría. “Me acuerdo que Miguel, quien padecía de una discapacidad motora en sus piernas, me pedía comida para llevarle a sus hermanos y yo con mucho gusto le daba arepas, chicha y otros alimentos. Ese niño y su hermanita nunca tuvieron problemas de conducta”.

“EL TAXI”

Carlos Arrieta, llamado por los vecinos como “Taxi”, desmintió las palabras de Manuel Espinoza Roa y aseguró “no haber visto a nadie entrar por la ventana de la casa de las víctimas. Ni Sus cuerpos tampoco los vi y mucho menos le avisé al “Monstruo de Santa Rosa”. En ningún momento yo vi entrar a alguien a ese rancho. Al único que vi salir de esa pieza fue a Espinoza bastante apurado y diciendo a todo el mundo que iba hacer una cola de supermercado a Greily”.

Para “Taxi” el asesinato de la “Greña” y sus tres hijos fue un acto “monstruoso que no tiene perdón de Dios”.

Deisi Ortega madre de “la greña”, escucha con cuidado las palabras de Arrieta y desconsolada comenta que, “esto es un hecho insuperable. La única que me da fuerzas es la bebé de siete meses que ese hombre dejó viva”.

Ortega pide justicia por la muerte de su hija y sus tres nietos, menciona que, “si él no los hubiese matado, entonces no estaría huyendo”.

Elida Ortega, tía de Greily, pidió a la familia del “Monstruo” que le digan a la policía dónde se esconde el asesino, “pues él tiene que pagar por lo que hizo. Si creen que es inocente ¿por qué no lo entregan?, que se entregue nosotros no somos asesinos, solo queremos que se haga justicia”.

Categoría: Venezuela | Claves: “Monstruo de Santa Rosa"