Así se expresan en Twitter ante el “requerimiento de última hora”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela) – Ante la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de condicionar las candidaturas de los partidos políticos, que ahora tendrán que estar obligatoriamente representadas en un 40% por mujeres, en las redes sociales se hicieron sentir distintas opiniones de venezolanos afectados por el tema.

José Guerra, economista y candidato a la Asamblea Nacional (AN), consideró que la medida tomada por el CNE es una demostración de que el chavismo se siente perdido en estos comicios.

“Todas estas maniobras del PSUV usando al CNE demuestran que están perdidos. Quien está ganando no cambia las reglas del juego“, dijo.

El presentador y comediante Luis Chataing, a propósito de que la polémica medida se tomó de forma sorpresiva y justo un día después de ser anunciados los candidatos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), bromeó acerca de este tipo de prácticas, anunciando un hipotético requisito futuro.

“Otros requerimientos del CNE de última hora: 30% de los candidatos deben hablar chino“, trinó.

Asimismo, Helen Fernández, alcaldesa encargada del Distrito Metropolitana de Caracas tras el encarcelamiento del alcalde Antonio Ledezma, aseguró que se trata de una “guerra sucia” la imposición del ente rector.

“El CNE ayer dio inicio a su acostumbrada guerra sucia, pero hagan lo hagan el pueblo ya no cae en engaños, queremos vivir en paz!!”, tuiteó Fernández.

En esto coincidió el alcalde del caraqueño municipio Chacao, Ramón Muchacho, quien advirtió además que el CNE podría estar planeando una medida adicional.

“El CNE impuso la “paridad de género” para enredar a la Unidad. Puede que más adelante impongan también una “cuota juvenil”, expresó.

Por otra parte, la periodista Sebastiana Barráez consideró que la “paridad” esgrimida por el CNE no es excusa suficiente para dictar unilateralmente el reglamento.

“Me perdonan quienes creen q las mujeres necesitamos muletas, decretos o la ayuda del CNE para demostrar talento y valía. Es una farsa“, ponderó.