Autoridades “ocultan la verdad” sobre casos de difteria, denuncia Ángel Orihuela

“Cuando dicen que controlaron la enfermedad por vacunar a tres millones de personas, no es real. Eso representa apenas el tres por ciento de los venezolanos".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El exministro de Sanidad y Asistencia Social y director del Hospital Universitario de Caracas, Ángel Rafael Orihuela, indicó este jueves que ante el brote de difteria en el estado Bolívar las autoridades han atribuido diversas causas de muerte en los certificados de defunción para desplazar a la enfermedad como causante.

“Lo que ocurre con eso es que si tú mueres de una enfermedad no infecciosa o infecciosa, como lo es la difteria, al final dicen que es por un paro cardíaco o un paro respiratorio. Entonces, empiezan a poner un orden de causas de muerte donde la difteria no cuenta o no existe, aunque la tengas. De esa manera pueden inventar una cantidad de causas para ocultar la realidad, y al momento de realizar una autopsia encuentras que la causa de muerte es la difteria que provocó esa deficiencia respiratoria. Así que es un juego de palabras que tienden a ocultar la verdad”, sostuvo en el programa La Noticia Viva de Unión Radio.

A su juicio, la acción del sistema sanitario en la prevención del brote y en su capacidad de informar oportunamente a la población ha sido irresponsable.

“No debería estar pasando lo que está pasando porque hay vacunas contra esa enfermedad como la famosa triple bacteriana. Y el hecho de que las autoridades nieguen la verdad a la población, lo que hace es desarmar a la gente a la hora de tener que actuar”, señaló Orihuela.

El ex ministro de Sanidad y Asistencia Social consideró que mientras las autoridades continúen aplicando soluciones distintas a las necesidades reales, propiciando falsas campañas, seguirán fracasando.

“Cuando dicen que controlaron la enfermedad por vacunar a tres millones de personas, no es real. Eso representa apenas el tres por ciento de los venezolanos. Una campaña inventada es fracaso en la política pública de salud”, sentenció.