Bajo un asedio “que no sorprende”, la AN ha cumplido con lo prometido

“¡Oh sorpresa! el Poder Legislativo Nacional, el único Poder que no controla el Gobierno es el mejor evaluado con mucha ventaja sobre los demás, eso me hace sentir satisfecho”.

Publicada por: el anbar2526@gmail.com

Cámara y edición de video: Alex Urbina / Sumarium

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- “Los problemas de la Asamblea Nacional no son ocurrencias de la oposición”, la Casa de las leyes “está asediada desde adentro y desde afuera”, según su presidente Henry Ramos Allup, quien luego de meses de ejercicio ha tenido que ver cómo las iniciativas quedan anuladas por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, algo que “no sorprende” en lo absoluto al diputado.

Leyes van y vienen en un Parlamento que desde el 5 de enero se encuentra aupado de diputados que le hacen oposición al gobierno de Nicolás Maduro, mismo que lleva en sus hombros “la peor crisis que se haya visto antes en la historia de Venezuela”.

“A mí no me sorprende lo que está pasando y no me sorprende porque desde el momento mismo cuando ganamos las elecciones parlamentarias (…) comenzaron a prepararse para neutralizar a la Asamblea Nacional”, y eso no es sinónimo de un gobierno demócrata, todo lo contrario, apenas vio que perdió por primera vez en 17 años el control del Poder Legislativo, comenzaron los ataques.

A juicio del parlamentario perteneciente a las filas del partido Acción Democrática (AD), “el Gobierno empezó” y ellos (Unidad) lo que han hecho es “reaccionar para conservar nuestros poderes frente a sus sucesivas acometidas”.

Asedio desde afuera, asedio desde adentro, pretensiones de obstaculización por parte de la bancada del Gobierno y desde afuera como todos sabemos, las decisiones del bufete de gobierno que es la Sala Constitucional declarando inconstitucional sucesivamente, cualquier decisión que tomemos aquí (en el Parlamento) y a veces ni siquiera para declarar inconstitucional las leyes, sino, antes de, ellos mismos tomando decisiones unilaterales para por ejemplo, entrometerse de manera inconstitucional y modificar el reglamento de interior y debate con el cual ellos estuvieron todos estos años administrando la cámara, negándonos iniciativas legislativas en materias que sí son de nuestra competencia

Pero para los dirigentes de oposición, ya las cartas estaban echadas. “Eso se veía venir”, dijo Ramos Allup, durante una exclusiva para Sumarium, donde recalcó que lo primero que se hizo en los estertores de la anterior AN fue la designación de los magistrados express, 13 magistrados principales, 8 suplentes para controlar fundamentalmente la Sala Constitucional y la Sala Electoral”.

En este sentido, explica que ya es bien sabido lo que se viene haciendo desde la Sala Constitucional, “pero desde la Sala Electoral por ejemplo, nos quitaron las dos terceras partes que obtuvimos por sufragio. Van seis meses y aún no deciden sobre la suspensión de los diputados de Amazonas, ni declaran que hay que hacer elecciones, ni restituyen a los diputados proclamados por el CNE”.

Es válido mencionar que en algunos casos, la Constitución exige las dos terceras partes de la totalidad del cuerpo, para algunas materias como por ejemplo, la destitución de un alto funcionario, en otros casos para calificar de orgánicos algunos proyectos de ley.

¿CHOQUE DE PODERES? CLARO QUE HAY

Ciertamente hay un choque de poderes, “pero no lo generamos nosotros, nosotros hemos sido meramente reactivos”, dice el político cuyo nombre retumba en cada alocución de Nicolás Maduro, como si fuera éste el culpable de las turbulencias por las que atraviesa el país.

Sin embargo, Ramos Allup sostiene que “en medio de esto hemos cumplido nuestros deberes, porque hemos legislado, controlado y aprobado las leyes que dijimos íbamos a aprobar en la campaña electoral”.

Ramos Allup fue enfático al defender lo prometido previo a la celebración de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, donde de manera arrolladora, la oposición consiguió meterse con una gran mayoría en la AN. “Los parlamentarios del Gobierno han dicho que yo prometí no sé qué cosa, y no cumplí. Yo aquí no he prometido nada que sea producto de mi imaginación, lo que he hecho como presidente de la AN es tratar de implementar lo que ofrecimos en la campaña electoral que por cierto no es una cosecha mía, ni una especie de ópera prima que yo hice”.

Las promesas de la campaña:
1.- Recuperación para el Poder Legislativo Nacional de su facultad de ser un poder autónomo, que legislara, controlara y debatiera. “Eso lo hemos hecho”.

2.- Aprobación de Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional para que quedaran en libertad plena todos los presos políticos y pudieran regresar los exiliados por esas mismas razones. “Lo hicimos, aunque el Tribunal después la declarara inconstitucional aun sabiendo que esa ley cumple con todos los estándares internacionales de la materia”.

3.- Propuesta para salida democrática, constitucional, pacífica y electoral para poner fin a este Gobierno. “Propusimos la renuncia, la enmienda y el revocatorio, y eso se hizo a los tres meses y no en seis como lo habíamos dicho en un primer momento”.

En líneas generales, “el balance es positivo, eso se ve en cualquier encuesta, todas tienen las mismas conclusiones. En primer lugar la institución pública mejor evaluada del país es la Asamblea Nacional, los que tienen más rechazo son el Ejecutivo, la Fuerza Armada y el TSJ, que son los tres poderes que se oponen a la AN”.

Además dice que es necesario tomar en cuenta que históricamente el Congreso siempre ha sido mal evaluado, pero “¡oh sorpresa! el Poder Legislativo Nacional, el único poder que no controla el Gobierno es el mejor evaluado con mucha ventaja sobre los demás, eso me hace sentir satisfecho”, remató.