Banco de Desarrollo de China “en apuros” por préstamos a Venezuela

Por el desplome de los precios del crudo, China se ha visto obligada a aceptar menos barriles de lo prometido. Las importaciones chinas de petróleo venezolano cayeron 11,4% en 2014 y en 2015 no han registrado grandes variaciones interanuales.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El Banco de Desarrollo de China (CDB, por sus siglas en inglés), el quinto del gigante asiático y uno de los 15 mayores del mundo, podría estar en apuros por los préstamos otorgados a Venezuela , que ascienden a cerca de 37.000 millones de dólares.

Así lo reseña The Wall Street Journal, que refiere que el banco otorgó en 2014 préstamos en moneda extranjera por 267.000 millones de dólares, según su reporte financiero anual, y aunque no informó a que sectores otorgó créditos, solamente entre 2009 y 2010 concedió 65.000 millones de dólares a empresas energéticas y a gobiernos de países productores de petróleo, entre ellos al de Venezuela.

En el caso de Venezuela, esos créditos han sido acordados a cambio de envíos de petróleo. Pero, según reseña el periódico estadounidense, la estrategia parece haber fallado.

Los préstamos más recientes demandaban el envío de al menos 330.000 barriles diarios, pero debido a la caída de los precios del petróleo, China se ha visto obligada a aceptar menos barriles de crudo de lo prometido, de modo que Venezuela pueda vender más barriles por efectivo en otros países.

A pesar de los créditos, las importaciones chinas de petróleo venezolano cayeron 11,4% en 2014 y en 2015 no han registrado grandes variaciones interanuales, según la agencia de aduanas de China.

“Muchos quedan anonadados cuando China concede grandes créditos a Venezuela, tomando en cuenta que la situación del país es cada vez más precaria, pero al parecer el compromiso sigue firme”, dijo Margaret Myers, directora del programa China y América Latina de Diálogo Interamericano, un centro de estudios de Washington.

Moody’s Investors Service rebajó en enero la calificación de crédito de Venezuela a Caa3 e indicó que “el riesgo de una cesación de pagos ha aumentado en forma sustancial”. Venezuela ha perdido la mitad de sus ingresos en divisas tras el desplome de los precios del petróleo y sus ahorros internacionales han caído en más de 7.000 millones de dólares.

El país registra además una economía en recesión y una elevada tasa de inflación que llegó a 68,5% en 2014, y que los economistas estiman que ya supera el 100% anual, es decir de abril de 2014 a abril de 2015.

Los venezolanos luchan para conseguir dólares y vender bolívares, que han perdido 93% de su valor en los últimos dos años en el mercado paralelo. El CDB no compra bonos del gobierno venezolano.

Aunque es “improbable” que el CDB enfrente una crisis, su cartera crediticia puede deteriorarse. Sus dificultades, no obstante, coinciden con un aparente cambio de rol en el exterior.

“La nueva prioridad de Beijing en cuanto a inversión externa es ayudar a las empresas constructoras y fabricantes de bienes de capital con problemas de exceso de capacidad debido a la desaceleración de la economía china”, señaló Erica Downs, analista de la consultora Eurasia Group.

Beijing está adoptando un enfoque multilateral al financiamiento del desarrollo. Creó un Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, que empezaría a operar a fin de año, y que ya ha captado el interés de más de 40 países, incluidos aliados de EE.UU.

Categoría: Economía Mundo Venezuela | Claves: China Venezuela