Éver Banega, el motor de argentina en la Copa América

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Miami, EE.UU. EFE).- El centrocampista Éver Banega se ha confirmado en esta Copa América como el motor del juego de la selección de Argentina, lo que ratifica su mejor momento de forma de su carrera profesional, tanto con el combinado de su país como con el Sevilla, donde ha militado en los últimos años.

A partir de ahora, salvo sorpresa de última hora, el jugador argentino iniciará una nueva etapa profesional en el Inter de Milán italiano.

En un momento en el que Diego Maradona ha abierto el debate sobre si Leo Messi es o no un líder dentro de la selección argentina, tras las dudas que expresó al respecto en la conversación mantenida con Pelé, puede afirmarse que Banega aparentemente no lo es.

Pero también se debe admitir que su falta de liderazgo no es incompatible con la realidad de que todo el fútbol creativo de Argentina pasa por sus botas y de que actualmente es un jugador imprescindible en la selección.

Éver Banega, se ha convertido en un fijo de la selección de su país con la que disputa su tercera Copa América, tras las de Argentina en 2011 y Chile en 2015.

En esta edición del torneo, el jugador nacido en Rosario hace 27 años, es el más ofensivo de los centrocampistas de su equipo nacional, ya que juega por delante de Javier Mascherano y de Augusto Fernández, dos futbolistas más especializados en la contención que él.

Prueba de su posición atacante en el campo es su participación en las opciones de gol de que ha dispuesto la selección y el tanto que obtuvo ante Chile en el primer encuentro de la fase de grupos en una arrancada en la que recibió el balón de Ángel di María y que resolvió con un disparo fuerte y raso.

El mejor momento de su carrera llega ahora tras una etapa brillante en el Sevilla, donde ha desarrollado dos temporadas muy completas en las que se ha proclamado campeón de la Liga Europa en dos ocasiones consecutivas.

Allí ha trabajado con el entrenador con el que más sintonía ha tenido en su etapa en España: Unai Emery, que confío en él primero en el Valencia y posteriormente en el propio club sevillano, al que llegó de su mano.

Banega dejó muy joven Argentina, con 19 años, para viajar a España en enero de 2008 e incorporarse al club valenciano donde sus inicios no fueron buenos y donde, aunque sin apenas jugar, logró el primer título en su etapa europea, la Copa del Rey de 2008.

En la campaña 2008-2009 militó en el Atlético de Madrid cedido por el Valencia. Aquel Atlético era un equipo que estaba muy por debajo del actual en cuanto a proyecto y resultados y tras permanecer un año en el estadio Vicente Calderón, regresó a Mestalla.

Allí, no consiguió hacerse con el favor del público, a pesar de que nadie dudaba de su calidad, pero algunos problemas extradeportivos condicionaron su etapa en el club, del que salió con una cesión a Newell,s Old Boys de su país antes del Mundial de 2014.

Su mal momento le dejó fuera de aquel torneo y su regreso a Valencia fue provisional, ya que de inmediato se incorporó al Sevilla donde se pudo ver una de las mejores versiones del futbolista.

Se trata de un jugador que se caracteriza por su precisión en el juego y su implicación en el trabajo del equipo y que en la selección argentina ha alcanzado uno de sus mejores momentos de su etapa profesional, justo en su momento de máxima madurez.




Categoría: América Latina