Obama y Castro en el Palacio de la Revolución

El Palacio de la Revolución es el escenario del tercer encuentro entre los dos presidentes desde el anuncio del restablecimiento de relaciones.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: AFP

(La Habana, Cuba. Agencias) – El presidente de Cuba, Raúl Castro, recibió hoy a su homólogo estadounidense, Barack Obama, en el Palacio de la Revolución de La Habana, donde mantendrán un encuentro bilateral, el tercero desde que se anunció el deshielo entre ambos países y el primero que se celebra en la isla.

Dentro de la sede del Gobierno cubano, Raúl Castro saludó a Obama con un apretón de manos y posaron sonrientes ante las cámaras.

A continuación, se celebró la ceremonia oficial de recibimiento donde ambos gobernantes escucharon en actitud solemne los himnos de Cuba y Estados Unidos, con las banderas ya izadas en la sala.

Después, Castro y Obama pasaron revista a una guardia de honor integrada por la Unidad de Ceremonia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, reseñó la agencia EFE.

Tras ese acto protocolario, el presidente cubano saludó a varios miembros del gabinete de Obama que lo acompañan en su visita, entre ellos el secretario de Estado, John Kerry, de Comercio, Penny Pritzker, y Agricultura, Tom Vilsack, los tres integrantes del Gobierno estadounidense que han visitado Cuba desde el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

El mandatario estadounidense saludó a su vez a funcionarios del Gobierno cubano como el primer vicepresidente de la isla, Miguel Díaz-Canel, el canciller Bruno Rodríguez y la directora para América del Norte del Ministerio de Exteriores cubano, Josefina Vidal, entre otros.

REUNIÓN BILATERAL

Crédito: AFP

La reunión bilateral entre los presidentes de Cuba y de EE.UU., comenzó hoy en el Palacio de la Revolución de La Habana, uno de los eventos más importantes de la agenda del mandatario estadounidense en el país caribeño.

Pero esta reunión es la primera que se produce en suelo cubano y en la sede gubernamental de uno de los dos países protagonistas de un histórico deshielo tras más de medio siglo de enfrentamiento.

Según la agenda, Raúl Castro y Barack Obama se reunieron solos durante una hora y media y después se ampliará el encuentro a las delegaciones gubernamentales de Cuba y Estados Unidos.

RUEDA DE PRENSA CONJUNTA

El presidente Raúl Castro planteó a Barack Obama una nueva relación entre Cuba y Estados Unidos que ya no se centre en las profundas diferencias que han mantenido durante décadas los dos países.

Debemos “aceptar y respetar las diferencias y no hacer de ellas el centro de nuestra relación, sino promover vínculos que privilegien al beneficio de ambos países y pueblos”, dijo Castro según lo publicado en la agencia AFP.

Asimismo, saludó el apoyo que ha dado Barack Obama al fin del embargo estadounidense contra la isla comunista: “Reconocemos la posición del presidente Obama y su gobierno ante el bloqueo y sus reiterados llamados al Congreso para que lo elimine. Las últimas medidas (de alivio al embargo, decididas por Obama) son positivas pero no suficientes”.

Por su parte, el mandatario norteamericano saludó el “nuevo día” en las relaciones entre los dos países y prometió que “el destino de Cuba no será decidido por Estados Unidos ni ninguna otra nación”.

Obama dijo que su país “continuará defendiendo la democracia, incluyendo el derecho del pueblo cubano a decidir su propio futuro”.

De igual forma, aseguró estar convencido de que el embargo económico que su país mantiene sobre Cuba desde hace más de medio siglo “va a terminar”.

Sostuvo que el hecho de que cerca de 40 legisladores, entre ellos varios republicanos, le acompañen en este viaje a Cuba es una muestra de que existe cada vez más presión dentro del Congreso de EE.UU. para poner fin al embargo.

Según Obama, esa política vigente desde hace más de 50 años “no ha servido a los intereses” de Estados Unidos ni a los del pueblo cubano.

También dijo que su Gobierno continúa evaluando algunos “aspectos técnicos” del embargo para determinar si es posible adoptar más flexibilizaciones.