Barcelona gana 3-0 a Osasuna y presiona al Real Madrid

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: EFE

(Pamplona, España. DPA).- Con un buen partido colectivo y tres chispazos de Luis Suárez y Lionel Messi, el Barcelona se acercó hoy un poco más al Real Madrid al superar por 3-0 al colista Osasuna en la Liga española de fútbol.

Tras las tablas del clásico en la pasada fecha, los goles del uruguayo Suárez, en el minuto 59, y del argentino Messi, en el 72′ y en el 90′, situaron a los azulgrana a tres puntos del Real Madrid, que más tarde recibe al Deportivo de La Coruña.

A la espera de lo que los blancos hagan frente a los gallegos, justo antes de viajar a Japón para disputar el Mundial de Clubes, el Barcelona truncó con una victoria contundente su racha de empates -tres consecutivos- en la Liga.

El genial tanto de Messi en el tiempo añadido fue el mejor colofón a un gran partido de los dirigidos por Luis Enrique que, sin embargo, tardaron en encontrarse con el gol.

DIFICULTAD PARA CONSEGUIR EL GOL

El Barcelona se fue al descanso sin goles en su casillero y con la sensación de que le había perdonado la vida al Osasuna, que vivió bajo la amenaza casi permanente de los azulgrana.

En una primera parte muy completa, los dirigidos por Luis Enrique superaron a su rival en todas las líneas, lo dominaron de principio a fin y generaron tantas ocasiones de gol que sólo su llamativa falta de acierto ante el arco impidió que sentenciaran el encuentro.

Con el portugués André Gomes en el lugar que habitualmente ocupa el croata Ivan Rakitic y el turco Arda Turan en el del sancionado Neymar, el juego azulgrana fluyó al ritmo de Andrés Iniesta.

Liberado de otras funciones, Messi tuvo un par de mano a mano con Nauzet Pérez, que el arquero del Osasuna resolvió, de manera increíble, con una mano y un pie.

Y Suárez protagonizó otras dos oportunidades en las que la hinchada azulgrana casi cantó gol. La primera, un disparo tras un gran pase de Messi, se marchó rozando el palo. La segunda se estrelló en larguero, tras una gran media vuelta del uruguayo junto al punto de penal.

Fueron las ocasiones más claras del Barcelona, pero no las únicas ante un Osasuna que apenas amenazó el arco de Marc André Ter Stegen en una ocasión, con un tiro de De las Cuevas a la media hora que se fue por poco.

Joaquín Caparrós aprovechó el descanso para rectificar la disposición de su equipo, que regresó a la cancha más incisivo, generando más presión sobre los azulgrana que, en los minutos iniciales, tuvieron más dificultades para encontrar espacios.

EL FÚTBOL RECOMPENSÓ AL BARÇA

Paradójicamente, cuando peor lo estaba pasando, y después de que el palo rechazara un tiro de Sergio León, el Barcelona abrió el marcador.

Fue en una gran jugada colectiva que concluyó Suárez rondando la hora de partido, después de que el balón pasara por los pies de Iniesta, Busquets, Messi y Jordi Alba, autor del pase de la muerte para el uruguayo.

Como en sus mejores tiempos, los azulgrana generaron espacios donde no los había y Suárez, rozando el fuera de juego, recuperó su faceta de rematador.

El gol, como el segundo, no se explicaría, sin embargo, sin la llegada por la banda de Alba, que volvió a aparecer minutos más tarde de manera decisiva. Su desdoblamiento por la izquierda para recibir de Suárez y habilitar a Messi posibilitó el gol del argentino que, con un remate muy poco ortodoxo, batió, finalmente, a Nauzet.

Muy activo y generador, el astro argentino cerró el partido, ya en el tiempo añadido, con un fantástico tanto fruto de una jugada personal en la que superó a un rival tras otro antes de fusilar de nuevo con un gran disparo.

Con su victoria, el Barcelona obligó a hacer lo propio al Real Madrid para recuperar los seis puntos de ventaja que los blancos tenían en el inicio de la decimoquinta fecha.